De reencuentros, mimos varios, envidias y decepciones

Vencedores y vencidos dejó una jornada donde no faltaron el perdón y la envidia.

Adrián Suar fue el gran ganador de la noche. Subió una y mil veces al escenario, exultante por cada premio que recibían sus huestes. Ni hablar de cuando por tercer año consecutivo, uno de sus unitarios -esta vez “El Puntero”-, se quedó con el Martín Fierro de Oro en la glamorosa velada del Hilton organizada por APTRA. Pero además, el “Chueco” fue le gran pacificador de la noche, el anfitrión que volvió a abrirle las puertas a Nancy Dupláa luego de la terrible pelea que tuvieron por “Socias”. “Yo tenía pensado ir a saludarlo, pero no sabía con qué me iba a encontrar”, confesaba Nancy tras el abrazo de reconciliación con el gerente de programación de El Trece, antes de el protagonista y productor de El Elegido se sumara a la ceremonia.

Cerquita de Dupláa, el que festejó a lo grande también fue Pablo Echarri, que en su nuevo rol cosechó 6 estatuillas. Una excelente performance, con galardón como mejor actor incluido. Y la chance de expandirse en otras disciplinas artísticas.

Fotos Agencia Móvilpress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *