Florencia Peña dice que ya no quiere exponerse tanto

La actriz jura que bajó los decibeles de su exposición, y que el “Bailandopor un sueño” le devolvió el contacto con la gente. Galería de fotos.

Lo que me falta es hacerlo en un viñedo”, le contestó Flor en joda a la Barbie: la conductora travesti de la tele. Y es que a Florencia Peña realmente parece no faltarle cosa por hacer: a su trabajo en teatro y televisión, hoy “la Pechocha” le sumó su línea de productos “de Flor”, tarea emprendida junto a Millanel Cosmética.

La mañanita del lunes se presentaba complicada para la gente de a pie que partía a su laburo. El paro de subtes duraba ya diez días consecutivos y llegar hasta a Palermo Viejo llevó un largo trecho, puteadas del taxista y mucha paciencia china. Sin embargo el “bistro & bar” del Ultra Hotel estaba a pleno: fotógrafos, periodistas y medialunitas sabrosas para ir llevando la espera que toda estrella nos impone.

En el fondo, una cantante hacía las delicias de entonar en francés, y nosotros olvidábamos el mundo de afuera con un cafecito caliente. Llegó ataviada al mejor estilo “charlestón” de los años locos, en una diminuta robe de gorgette nue bordada con lentejuelas que tenían movimiento propio. Florencia hizo su entrada triunfal más cerca de una Josephine Baker que de una casada con hijos. Maquillada íntegramente de los pies a la cabeza , se tomó su tiempo para saludar afectuosamente con un beso a cada uno de quienes estábamos expectantes.

La actriz que terminó provocando este año un revuelo cuando confirmó su presencia en el “Bailando”, luego de haber hecho furibundas declaraciones en contra de Clarín, desparramó sonrisas como mejor sabe hacerlo. “Yo soy una actriz popular. Pelearme con el medio es algo que no está bueno porque es parte de mi vida, decía la actriz a Semanario. “Combino cosas, algunas alejadas de lo popular, como ésta y otras, más cerca, como “Bailando”. Pero no necesito de nadie y nadie necesita de mí”.

Florencia confiesa que en el último tiempo había perdido contacto directo con la gente y que sentía que su aparición en el programa de Marcelo podía devolvérselo. “Bailando tiene un lado B, que es todo el entorno y que estoy tratando de entender y manejarlo”, afirma.

Más información en la edición de SEMANARIO.

Nancy Bullorini

Fotos: Norberto Melone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *