Temas en este artículo: , , , , ,

El editorial de Semanario

La idea de bajar la edad para poder votar abrió un debate sobre la participación política de los jóvenes. Una mirada diferente. Galería de fotos.

Un alumno expresa “asco” ante una muestra de Evita, qué buen punto de partida para una clase de historia. En Córdoba sólo atinaron a sancionarlo”. La idea relatada por Reynaldo Sietecase en su twitter resume las reiteradas dificultades para vincular educación con sociedad. Mientras se impulsa un proyecto de ley promoviendo el voto a los 16, seis docentes son expulsados por permitir una parodia al gobierno de la Ciudad.

La lista sigue: la discusión con el ministro de educación porteño Esteban Bullrich por el contorvertido 0800, el resurgimiento y la capitulación de El Eternauta en los colegios, la suspensión de las clases por parte de los gremios a raíz de la estigmatización de los docentes “con ideología”, y podemos seguir. En tanto, desde youtube algunos capítulos del documental “La educación prohibida”, muestra otro modo de concebir el aprendizaje apartándose de la repetición y lugares comunes, abundantes en esta escuela que nos toca.

Hay que decirlo, cada vez que se habla de educación el debate tiene mucho de queja y poco de constructivo. Los balbuceos de Bullrich son un ejemplo, pero también los recientes cambios en la provincia de Buenos Aires demuestran que el colegio es la materia más difícil de aprobar de los últimos treinta años. Las preguntas por ausentismo de los docentes y la noción de que el 98% del presupuesto es sólo para el pago de los sueldos, expresan las barreras de un país que aún con oportunidades, se resiste a formarse y capacitarse.

Mucho tienen que ver los dirigentes, pero también los medios, los padres, los alumnos. Acaso, sería interesante que el debate sobre el voto joven fuera una consecuencia de una gran discusión nacional a propósito de qué tipo de estudiantes queremos y podemos ser. Por ahora, aprender, es una previa que parece eterna.

Adrián De Paulo
Editor Responsable

Más información en la edición de SEMANARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *