El Brujito Maya cuenta su encuentro con Ravi Shankar

El columnista de SEMANARIO explica las cualidades espirituales de “un alma santa”, que reunió a cien mil personas en una meditación gratuita. Devoción y prejuicios. Galería de fotos.

Es difícil de describir, la fe es inexplicable. Es como intentar poner en palabras el sabor de un helado, uno puede decir: es dulce, es refrescante, es cremoso, es rico, pero el gusto del helado solo se puede conocer si uno “prueba el helado”. Así es con las experiencias espirituales, son intransferibles. Se puede compartir con los otros distintas vivencias, pero ese Amor palpitando en el pecho solo se puede sentir experimentándolo…

Pero empecemos por el principio: un año atrás, por agosto del 2011 mi hermana Laura me insistía en que tomemos los cursos del Arte de Vivir, yo me resistía, me parecían “una moda para gente cool”, pero insistía, ella debía realizarse su cuarta operación de columna, y yo prometí que si salía bien hacía el curso con ella. Quince días después estábamos los dos sentaditos, en su lenta recuperación, tomando juntos el curso, así conocí a Sri Sri Ravi Shankar.

El curso es de seis días donde se van dando distintos procesos que permiten que afloren las emociones, risas, lágrimas, uno de a poquito va entrando más adentro de su Ser, despojándose de máscaras, permitiendo que surja lo auténtico que hay en uno mismo. Las respiraciones (pranayamas) son el plato fuerte de su enseñanza, respirar es ir eliminando todo el estrés y el ruido mental en nuestras vidas para que brille la Luz.

Más información en la edición de SEMANARIO.

Un comentario en esta nota

  1. Claudia | 15 Septiembre, 2012 | 18:36

    Si, muy gratuita la meditacion de este Sr. que se fue del pais con 20 millones. Adonde? No se sabe. Pago impuestos?, tampoco se sabe. Probablemente no por ser dinero para caridad (de quien? (lindos negocios los religiosos). Dejo alguna coima para salir? Tampoco se sabe. ustedes que piensan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *