Susana viajó hasta las Vegas para alentar a su nueva Maravilla

Desafiando los rumores de un romance, la diva vivió la pelea de Martínez y Chávez Jr. muy de cerca, como en los tiempos de su relación con Carlos Monzón. ¿Habrá festejo? Galería de fotos.

Como hace años no pasaba, el sábado 15 a la noche, miles de argentinos trasnocharon para ver “la pelea del año”, entre el mexicano Julio César Chávez Jr. y el argentino Sergio Gabriel “Maravilla” Martínez quien, tras una pelea no apta para cardíacos, logró quedarse con el título de campeón del mundo de la categoría Mediano de la Confederación Mundial de Boxeo. Esa misma en la que supo brillar el inolvidable Carlos Monzón.

Y, vaya casualidad, por esas cosas de la vida, el destino quiso que detrás de estos dos grandes y aguerridos boxeadores argentinos hubiese una misma y hermosa mujer: Susana Giménez.

(…)

“Susana estaba desconocida. No paraba de gritar ni un sólo minuto. Fue una de las voces que más claramente se escuchaba cada vez que Maravilla le metía una buena mano a Chávez Jr.”, cuenta nuestra fuente privilegiada, antes de revelarnos más infidencias de cómo “sufrió” Susana la pelea. “En el último round, cuando Chávez lo tiró a Maravilla a la lona, saltó de su asiento y empezó a gritar como una loca. No sabía cómo hacer para darle ánimo. Por eso, cuando se conoció el resultado se abrazó con Luis Cella efusivamente y no paraba de saltar y festejar. Parecía una chiquilina enamorada”, agrega nuestro informante secreto.

Más información en la edición de Semanario.

Un comentario en esta nota

  1. Trajano Ponse de León | 21 septiembre, 2012 | 14:31

    Soy español,y e visto esl repaso,que le dio Sergio,al niño de papa .Pobre tontolino,pensar que
    iba ganar a Maravilla.No eres tu padre,mucachito.En fin,Felicidades a toda Argentina,poe el Fenomenal boxeador,y mejor persona,los españoles lo queremos mucho,
    Ulpio Trajano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *