Horóscopo Maya de primavera para reconectarse con la naturaleza

Cómo reconocer las características de cada signo y para proyectar el año de la mejor manera. Galería de fotos.

El calendario y la astrología Maya nos propone reconectar con la naturaleza. Llega la Primavera y todo el paisaje cambia generando un nuevo impulso de vida y crecimiento.
Hagamos un poco de historia ¿Cómo se creó el Horóscopo Maya?

Con la llegada de los colonizadores a América, los nativos adaptaron el calendario Gregoriano que querían imponerle, a sus propias costumbres y creenncias, dándole así una connotación mística a cada año. Adjudicaron a cada uno de los años del calendario cristiano (2011, 2012, 2013… etc) un signo de acuerdo a algún acontecimiento importante sucedido durante ese período.

El Año 0 vino con grandes lluvias, que terminaron con las sequías, y trajeron abundancia al pueblo. El Año 1 la Tierra se pobló. El Año 2 germinó la semilla. El Año 3 fue el viento el que esparció la semilla por la tierra, llevándola a lejanas geografías.

Durante el Año 4 hubo una fuerte plaga que se devoró las plantas, pidieron ayuda a sus dioses y de las orugas nacieron bellísimas mariposas rompiendo el sortilegio de una maldición. El Año 5 lo ofrecieron en homenaje a su Brujo Chamán que rompió el hechizo de la plaga. El Año 6 fue dedicado a la hija del Cacique, la bella Princesa. El Año 7 fue nombrado en honor al Gran Jefe de la Tribu, el Cacique. El Año 8 se lo adjudicaron al Conquistador, que había invadido sus tierras y sometido a su pueblo.

El Año 9 fue el año de renacimiento, un año donde Cielo y Tierra se fundieron en uno, el año del Espíritu. Luego del 9 se repetía el 0 con otro dígito adelante, y así conformaron una cuenta cíclica que se repetía.

Más información en la edición de SEMANARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *