Temas en este artículo: , ,

Vicentico, celoso de su familia

El músico disfruta con su mujer y sus hijos, pero odia las fotos. Qué pasó. Galería de fotos.

A Vicentico no le va la cosa de la exposición, es hombre de pocas palabras y a veces, pocas pulgas. Se fastidia si los reporteros lo persiguen para hacerle alguna foto y tiene poca paciencia para los menesteres de la fama. Incluso cuando él mismo la convoca. Con familia tradicional: mujer e hijos, gusta de salir tranquilo con ellos a almorzar y que nada los invada.

El último solcito dominguero todavía le estaba sacando pecho a la tormenta que se preparaba para más tarde, y ofrecía una buena ocasión para que muchos salieran a disfrutar del airecito cálido y la buena compañía. Y eso mismo hizo la familia de Vicentico. Aprovechando el buen tiempo, se los vio caminando por la calle El Salvador, en el barrio porteño de Palermo y llegar hasta el restó Grappa.

Una hora y media en las que el músico, su mujer, la actriz Valeria Bertucelli, el hijo mayor con su novia y el hijo más pequeño con un amiguito degustaron de la comida italiana, charlaron y rieron. Sin embargo, él, muy serio, se protegía, atento de los alrededores.

Más información en la edición de SEMANARIO.

2 comentarios en esta nota

  1. filomenanacleta | 3 noviembre, 2012 | 0:04

    que gordo mas agrandado y atrevido ni a los chicos respeta una vez le pidieron foto y contesto de mala manera delante de menores

  2. filomenanacleta | 3 noviembre, 2012 | 0:04

    que gordo mas agrandado y atrevido ni a los chicos respeta una vez le pidieron foto y contesto de mala manera delante de menores que iban con la sras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *