La periodista de Coronel Suárez no quiere terminar presa

Desde la cárcel, Estefanía Heit proclama su inocencia. Cómo explica su caso. Galería de fotos.

Los habitantes de la habitualmente apacible ciudad bonaerense de Coronel Suárez todavía no logran salir de su asombro ante el espantoso episodio protagonizado por la reconocida periodista local, Estefanía Heit y por su esposo, el pastor Jesús María Olivera, quienes están detenidos acusados de haber secuestrado, maltratado y abusado a Sonia Molina durante tres meses.

La pareja saltó a la fama el lunes 12 cuando Heit fue sorprendida por la policía mientras descansaba en su casa de la calle Grand Bourg al 1800 de dicha localidad como si nada hubiera pasado. Con las pocas fuerzas físicas que le quedaban, en la madrugada de ese día Sonia había logrado escapar de su encierro en la casa del matrimonio y se dirigió hacia la comisaría de la zona donde hizo una denuncia por privación ilegal de la libertad agravada coactiva en concurso real con abuso sexual con acceso carnal reiterado.
Con una frialdad realmente sorprendente, apenas ingresó detenida a la comisaría de Tornquinst, distante a unos 70 kilómetros de Coronel Suárez, la reconocida conductora del noticiero del mediodía del Canal 4 de cable de dicha ciudad, puso en marcha un plan de defensa que, para muchos especialistas, es totalmente inconsistente.

Más información en la edición de SEMANARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *