A falta de Costantini, Jimena Campisi tiene un GH contenedor

Sebastián Grabiotto recibió a la modelo y su hijo mientras Tomás sigue sin aparecer. ¿Romance? Galería de fotos.

Jimena Campisi ya tiene quien cuide y vele por ella y su pequeño hijo Milo de un mes: Sebastián Grabiotto (ex Gran Hermano y sobrino de Silvia Suller) y toda su familia.

En realidad, Sebastián y Jimena fueron novios hace un tiempo antes de que la modelo conociera a Tomás Costantini, papá de su hijo. Según amigos, “jamás dejaron de tratarse”, y “tienen muy buena relación pero no sólo entre ellos, los Grabiotto-Suller la sienten como una más de la familia”.

Tal es así que el miércoles (horas después de que Jimena regresara desde Viedma con el bebé luego fracasar un encuentro con Constantini por ausencia de él), Sebastián volvió a ser el dique de contención de las lágrimas de la modelo que sintió, una vez más, que estaba sola en el mundo con su hijo.

Campisi y Grabiotto cenaron esa noche rodeados de los amigos de Tomás y su primo. Menos el papá de Milo estaban todos presentes. El jueves Jimena pasó el día en Nordelta en casa de los Grabiotto: asados y pileta fueron el marco ideal para que Sebastian mimara a quien denomina, según allegados, como “mi sobrino Milo”.

Los mismos allegados a la familia aclaran: “Sebas acompañó a Jimena durante todo su embarazo mediante el celular, ella estaba en Viedma con su mamá y Sebas en el exterior pero se escribían a cada momento. Igual ya no pasa nada, no hay nada entre ellos, el noviazgo ya fue aunque hacen muy linda pareja, los dos jóvenes, los dos libres”.

Más información en la edición de Semanario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *