Miguel Angel Solá ya siente nostalgia de su amor

El actor despidió a su pareja, Paula Cancio, de regreso a España, donde nacerá la hija de ambos. Galería de fotos.

Era viernes y se quedó parado en el corredor con la mirada perdida. Ya había levantado docenas de veces la mano para saludarla, hasta que sólo vio su nuca convertirse en un puntito en el horizonte y después desaparecer delante de la muchedumbre que pasaba el embarque. Eran las 12 del mediodía. El avión que se llevaba a Paula hacia Madrid emprendía vuelo a la 1.10.

En la confitería de Ezeiza, daba lindo esa mañana para tomarse un cafecito, Miguel Angel Solá y su mujer, la actriz española Paula Cancio, prolongaban la despedida. Tomados de las manos, una sonrisa, muchas, un beso, muchos, era el último momento que compartían antes de que ella abordara el vuelo de Air Europa que la llevaba de regreso a su país natal. Estuvieron juntos en Buenos Aires durante un mes y medio, en el que ella aprovechó también para verlo actuar en el “El veneno del teatro”, obra que Solá protagoniza en el Maipo. Cuenta la historia que se conocieron en España en un teatro de Madrid donde él hacía “Como por un tubo” y ella fue a verlo con un amigo en común. Al final de la obra, se acercó a saludarlo y felicitarlo y comenzó el amor. Hoy, la actriz de 28 años está embarazada de cinco meses de Adriana, que tiene fecha para venir al mundo, en el mes que en Argentina nos abrigamos a chocolate caliente y estufita: julio.

Más información en la edición de SEMANARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *