La fiesta de Dulce Amor

Cumplió 250 capítulos y hubo festejo. Zampini y Estevanez negaron romance.

“Somos una gran familia y nos vamos a extrañar”, repitieron, una y otra vez los actores de “Dulce Amor”, Carina Zampini y Sebastián Estevanez a la cabeza. A dos días de finalizar las grabaciones, el elenco de la novela éxito de Telefe festejó los 250 programas con mucha emoción.

Abrazos, besos y brindis se duplicaban por doquier en el restaurante de Belgrano elegido para la celebración. “Siempre voy a recordar en mi corazón el equipazo que se formó y lo bien que la pasamos. Cuando terminemos de grabar, el piso va a quedar como si hubiera llovido de tanto llorar”, arranca el galán, mientras su compañera asiente con la cabeza. “A mí me pasa que, por un lado, necesito descansar, no del trabajo que me encanta, sino de la exposición. Pero, por otro, siento una enorme tristeza, porque no sé si en algún momento se va a repetir un equipo como éste”, dice la actriz, que está evaluando ofertas para el futuro.

Sin dudas, más de uno se encariñó con su personaje. Tal es el caso de Georgina Barbarossa, que en cada capítulo de la tira, que en principio duraría seis meses, pero que se extendió un año más, le rindió homenaje a la Catita de Niní Marshall, con su entrañable Isabel.

“Haciendo a Marcos aprendí mucho. Es un ejemplo de vida y de persona”, asegura el hijo del productor Quique Estevanez. De la misma manera, Jorge Sassi, que dio vida al adorable Emilio, quien fuera el mayordomo de las Bandi, confiesa que conoció un poco más del universo femenino con este papel.

Leé la nota completa en la edición impresa de SEMANARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *