Temas en este artículo: , ,

Diego Korol va por los papeles y se casa en diciembre

Firmará la libreta roja el próximo 20 de diciembre con Romina. Amante del bajo perfil, no quiere ni siquiera dejarse fotografiar de la mano de su chica.

Hace años que Diego Korol está presente en los medios y, sin dudas, este año la está rompiendo con “Peligro Sin Codificar”. Sin embargo, cuando la cámara y el micrófono se apagan, el conductor intenta ser un hombre común y corriente. Así, el último sábado 25 de agosto, como cualquier hijo de vecina, compartió un almuerzo frente al río junto a su novia, Romina y una pareja amiga en Gardiner, un coqueto restaurante ubicado en la Costanera Norte.

Bocado va, bocado viene en medio de una charla amena junto a gente querida, la comida se extendió hasta cerca de las tres de la tarde. Siempre amante del bajo perfil y no acostumbrado a la exposición de su vida privada, Korol quedó desconcertado cuando al salir del lugar se encontró con un par de flashes que le disparaban. Inmediatamente, con mucho humor, el conductor soltó a su novia y tomó la mano de su amigo.

“¡Esta es mi verdadera historia!”, bromeaba a los gritos para evitar que las cámaras lo registraran junto a Romina que, de todas formas, estaba a su lado y no paraba de reírse de la situación, al igual que sus amigos. Incómodo, pero sin enfurecer, Korol subió al Audi blanco e hizo que su amigo hiciera de copiloto, mandando a las chicas al asiento trasero. ¡Y, todo para evitar la foto!

Leé la nota completa en la edición impresa de SEMANARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *