Ojeda, lejos de Diego pero cerca de su familia

Junto con su pequeño hijo, la ex del “Diez” visita cada tanto a Don Diego.

Si bien desde hace un tiempo está separada de Diego Armando Maradona, Verónica Ojeda no cortó ningún vínculo con su familia.

La relación que forjó con Don Diego, padre del futbolista, y sus hermanas, durante los ocho años que estuvo en pareja con el “Diez”, no se rompió luego de que el ex Boca decidiera tomar distancia de ella. La familia del astro siempre se mantuvo al margen de los conflictos entre la ex pareja y jamás tomó partido por uno u otro. Es por eso que tanto Verónica como Dieguito Fernando, su bebé de siete meses, siguen siendo bienvenidos en el lujoso chalet de Villa Devoto donde vive actualmente Don Diego. Recordemos que fue él una de las personas que más acompañaron y cuidaron a Verónica durante su embarazo y consecuente ausencia del ex jugador, que estaba trabajando en Dubai.

Así, desde que nació su primogénito, en febrero de este año, las visitas a su suegro se intensificaron. Es que Don Diego está encantado con el menor de sus nietos y mantiene una excelente vínculo con su ex nuera. De esta manera, el pasado miércoles 11 al mediodía, la rubia desembarcó en la casona, totalmente equipada (con cochecito, bolso con ropa, pañales, mamadera y chiches) como para pasar toda la tarde junto a la familia de su hijo, sin que al bebé le falte nada. Además de ponerse al día con su ex suegro sobre las nuevas gracias de Dieguito Junior, Verónica charló largo y tendido con las hermanas del astro.

Leé la nota completa en la edición impresa de SEMANARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *