Una venganza que llegó 21 años después

La confesión de Mia Farrow sobre su hijo, según nuestra editora jefa.

Se me ocurren mil refranes que por trillados no dejan de ser ciertos. Que la venganza es un plato que se come frío; que nada peor que una mujer despechada; que siéntate en la puerta de tu casa y verás el cadáver de tu enemigo pasar… Y todos le calzan, cual zapatito de cristal a Cenicienta, a la altruista y por siempre bella Mía Farrow (68). Es que la actriz y ex pareja de Woody Allen confesó hace unos días en la revista Vanity Fair que Ronan, su único hijo biológico con el cineasta, sería en realidad hijo del cantante Frank Sinatra, quien, jura, fue el gran amor de su vida. Y terminó así confimando un rumor que ya tiene 25 años…

La actriz admitió que después de su ruptura con “La Voz”, con el que estuvo casada dos años, siguieron manteniendo relaciones por mucho tiempo. “Realmente nunca terminamos”, cuenta. Y cuando le preguntan si Ronan podría ser hijo del intérprete de “A mi manera”, responde: “Sí, posiblemente”. ¡Chan!

Más allá de sospechar de un leve problema de memoria de Mia –que se acordó recién ahora, cuando Frankie lleva ya 15 años muerto, de revelar un detallecito de la identidad de su hijo– esto no tendría nada de extraño si no fuera porque al leer la noticia todos nos acordamos de cuánto sufrimos por ella cuando Woody se enamoró de Soon-Yi Previn, la hija adoptiva de Farrow y su segundo marido, André Previn, allá por el 1992. Y no sólo se enamoró, sino que se fue con ella y al día de la fecha siguen felizmente casados y con dos hijos adoptivos. ¿Quién puede olvidarse de esos debates que nacieron anclados en la expiación de la culpa al grito de “¡no fue incesto porque no era la hija, ni de ella ni de él!”, o de los discursos teñidos de morales y moralinas varias que me hicieron querer un poco menos al genio que me empujaba al cine en cuanto se estrenaba una película suya?. Pero, como digo siempre, separemos el artista del hombre…

Hablaron todos

Hoy Ronan tiene 25 años y nunca se lo sometió a una prueba de ADN, pero siempre fue tratado como un miembro de los Sinatra. En la misma entrevista, Nancy, la hija del cantante que murió a los 82 años, aseguró que “Ronan es parte de mi familia”. Como si esto fuera poco, la revista también incluye declaraciones de Dylan, una de las hijas adoptadas por Farrow y Allen, y quien, según la actriz, sufrió abusos sexuales por parte del director neoyorquino cuando era una niña. “Hay muchas cosas que no recuerdo, pero lo que pasó en el ático sí. Recuerdo la ropa que llevaba ese día y la que no. Me hacía sentir incómoda que me hiciera creer que era una niña mala”, relata. Ahora, con 28 años, lamenta no haber insistido en que Allen fuera juzgado. Por último, también habló Fletcher Previn, el hijo que tuvo Farrow con André Previn, quien usó el Photoshop para borrar a Woody de todas las fotos del álbum familiar. “Ahora podemos verlas y recordar sólo lo bueno”, asegura.

Tardó… Mia se tomó tiempo para pergeñar su revancha y salir con sus stilettos (en los que no me hubiera gustado estar jamás) de punta. Veintiún años que tal vez necesitó para cerrar las heridas que no a todas las mujeres han de herir igual. Desde aquí, aplauso, medalla y beso. Y admiración: por mucho menos, yo hoy estaría presa.

Marcela Tarrio
Editora Jefa

3 comentarios en esta nota

  1. !!!! GRANDE FRANCKY, UNA MUJER ASÍ SE MERECÍA UN HIJO COMO ESTE !!!!. NO HACE FALTA ADN, SÓLO MIRARLE LOS OJOS.

  2. Observador | 9 octubre, 2013 | 9:37

    Ni ADN ni reconocimiento legal, es la foto de La Voz, cuando comenzo a cantar. Los ojos, la mirada, la seriedad. Vamos Franky todavia

  3. raquel | 13 octubre, 2013 | 9:48

    Que maravilla! igual a Frank! Lástima que no canta, aunque no habrá otro como La Voz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *