El drama de Nazarena: “Te traté mal y te mataste por mi culpa”

A una semana del suicidio de Fabián Rodríguez, la actriz intenta contener a sus hijos y lucha con la culpa y las deudas.

Nazarena y Fabián. Foto: twitter de la productora

A una semana de la trágica muerte de su esposo, Nazarena Vélez (39) aún no logra procesar lo que pasó. Sumergida en un profundo dolor, la actriz se enfrenta a la tarea más difícil: explicarle a su hijo Thiago, de 3 años, que su papá ya no está. Con el alma destrozada, además, lidia con la horrible sensación de culpa y con las deudas que su marido le dejó. Un duelo eterno y sin paz.

“Me morí con vos”, expresó la productora a poco de enterarse de que su esposo, Fabián Rodrígurez, se había quitado la vida. El lunes 24 por la noche, mientras ellas regresaba de Miami, el empresario de 47 años se ahorcó en su productora, aturdido por problemas financieros, con la Justicia, y en plena crisis matrimonial. Desde entonces, la pesadilla no acaba.

“Nazarena se siente horrible, está deprimida, destruida… procesando todo lo que pasó como puede. Está recluida en su casa, acompañada por su familia que no la deja sola. Sus papás Ana Rosa y José, que viajaron desde Puerto Madryn, la están conteniendo mucho, al igual que sus hermanos y, por supuesto, Barbarita (su hija), que es una reina. José María Muscari y Georgina Barbarrosa también están en contacto con ella todo el tiempo“, cuenta un allegado a la familia.

Por estos días, la actriz elige no hacer declaraciones a la prensa. Tampoco enciende el televisor ni la radio “porque no quiere saber lo que se dice”, y son contados los mensajes que responde. “En este momento Nazarena sólo está pendiente de sus hijos, ya que para ellos también fue un shock”, cuentan desde el entorno de la ex vedette que, seguramente, comenzará un tratamiento psicológico.

Leé la nota completa en el último número de Semanario. ¡Suscribite! 

03 de abril de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *