Oggi y Listorti son un poroto al lado de Coki

Las imitaciones que pululan por los medios del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, son sólo superadas por el propio imitado. ¡Ay, Jorgito!

Por

José María Listorti, como Jorge Capitanich en “ShowMatch”
A esta altura de las imitaciones, ya no sé con cuál Capitanich quedarme. El señor Jefe de Gabinete se multiplica en los programas humorísticos y periodísticos con copias que lo sacan mal o a la perfección, pero eso ya no importa, porque lo lamentable del caso es que el imitado supera en creces el nivel de caricatura de las criaturas de ficción. Y durante esta última semana, Jorge batió su propio récord.
Es más, parece que lo hace a propósito para darles de comer a sus clones, porque sólo con esa explicación absurda acepto que haya dicho barrabasadas como: “Los homicidios dolosos no han tenido variación sustancial, sin embargo el volumen de los minutos en televisión de noticias policiales sí varió, y 4 de cada 10 noticias son policiales”, agregando un sinfín de números de menciones en noticieros de junio de 2012 a marzo de 2014 para cada rubro del mal, como por ejemplo, “4.588, de robo seguido de muerte”. O esta otra, que es para hacer un cuadrito: “El 80% de los delitos se cometen con armas adquiridas antes del 2003”. O sea, a tal punto llegó la habilidad de echarle siempre la culpa a los gobiernos anteriores que ahora se fijan en qué año compró el revolver el asesino para
lavarse las manos de responsabilidad.
¡Ay, Jorgito!
Increíble, pero real. No lo dijo ni Oggi ni Listorti, sino Coki, que no es Ramírez imitándolo en “Tu Cara Me suena”, sino el real. El mismo que con cara de poker nos dice que ahora la inseguridad no es una sensación, como dijo su colega, sino una mención. Y si a eso le agregamos su adoración por los eufemismos, hagamos ya un decreto de necesidad y urgencia de un pequeño Coki Ilustrado para ver si alguna vez logramos entender lo que dice. Les juro que le entiendo más a Anamá Ferreyra que a Cokito.
Igual, no es novedad que los políticos están cada vez más desubicados en tiempo y espacio. Pero hoy, quizás influenciados por el boom de las redes sociales, se desbocan más de la cuenta y rayan el ridículo aún más que sus parodias. Me suelo reír con la Lilita Carrió que hace Martín Bilick en “Periodismo Para Todos”, pero nunca la escuché decir lo que la real tuiteó días atrás en la red del pajarito: “Me voy al conurbano en busca de narcos. Recen por mí”. Ni hablar de D’Elía, entonces, porque necesitaría dos páginas más para dejar sentado que supera en creces a las humoradas de Claudio Rico en “ShowMatch” con su “el zabeca de Bolívar”.
Si seguimos así, las imitaciones nos van a terminar aburriendo y la confusión va a ser tal que vamos a pedirle al Coki real que nos baile el meneaíto y a Listorti que nos hable del presupuesto y de la seguridad. “La tasa de inseguridad es inexistente desde el punto de vista conceptual” (¡!). Adivinen: ¿Cuál de los dos lo dijo?
15 de mayo de 2014

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *