Carlos Sánchez: “Esta vez voy a hacerme todos los chequeos”

Al humorista le descubrieron una mancha en el páncreas luego de que en 2010 le extirparan un riñón y descuidara su tratamiento. “No es joda, pero es tratable”, dice.

“Voy a empezar mi tratamiento para eliminar esta especie de metástasis que surgió, siguiendo paso a paso lo que me indique el médico. Además voy a seguir con los chequeos cada seis meses y a no hacer más boludeces de pensar que todo está bien porque un análisis me salió bien. Pero quiero dejar claro algo: no estoy 100 puntos, estoy 200 puntos para seguir laburando como siempre. Sólo tengo que cuidarme un poco más esta vez”, cuenta a Semanario Carlos Sánchez (62), con una mezcla de sensaciones que van desde la valentía de contar su enfermedad, hasta la bronca por los rumores que se dispararon en los últimos días en torno a su salud.

Es que hace unos días, el humorista contó algo que le ocurrió hace cuatro años, y sus palabras retumbaron como si se tratara del estallido de una bomba. “Para mí, 2010 fue un año muy difícil. Me encontraron un cáncer de riñón, y me sacaron el riñón. Fue realmente
muy duro y muy doloroso”, había confesado Carlos. A partir de ese momento, los medios empezaron a reflejar el delicado estado de salud del humorista, se habló de que estaba grave, que lo volvían a operar, y hasta que estaba internado en el Otamendi.

Por eso, el lunes 4, Sánchez recibió a Semanario en su hogar de Lomas de Zamora, donde vive con su mujer Silvia Fernández, y sus hijos Micaela (20) y Marcos (13), “que están muy tristes con todo esto que se está diciendo”, para poner un poco más de luz sobre lo que está viviendo.

“La verdad es que los medios armaron un quilombo de la nada y me están perjudicando un montón, tanto en el plano familiar como en lo laboral por una estupidez pero, también, por culpa de mi soberbia”, arranca con su furioso descargo el humorista de quien, en los últimos días, se llegó a decir que su estado de salud era tan delicado a punto tal que lo tenían que volver a operar de un cáncer de riñon que le descubrieron en 2010.

Leé la nota completa en el último número de Semanario. ¡Suscribite!

06 de agosto de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *