¿Para cuándo un garoto negro como galán?

El reposo obligado me lleva a seguir las telenovelas brasileñas de la tarde. Y tengo que decir que extraño horrores “Avenida Brasil”. Pero pregunto: ¿por qué siempre los protagonistas son rubios carilindos?

Por

“Flor del Caribe”.

Lo voy a decir así de grande ¡CÓMO EXTRAÑO “AVENIDA BRASIL”! Yo admito que la vi por internet porque mi naturaleza jamás hubiera soportado verla en el tiempo real y arbitrario de Telefe, y menos con Virginia Lago tomando matecito, comiendo alfajorcitos o mojando la vainilla en el café como hizo días atrás, pero pienso en todos los que no tienen otra manera de mirar las telenovelas extranjeras que en la tele, y me vuelvo a enojar con el canal de las pelotas, que hace lo que quiere con ellas. Para muestra, seguidores de la ya extinta “La Guerrera”, si pueden tómense el trabajo de buscar en internet todo el final que nunca les mostraron ¡y se van a querer matar!

Dicho esto, quiero contarles que ahora que por mi salud estoy más tiempo trabajando desde casa, sigo a diario “La Vida Sigue” y, cuando puedo, “Flor del Caribe”, la que menos me gusta de las dos, quizás por ser ya historia repetida: la trama de “El Conde de Montecristo” la tengo clara desde el maravilloso libro de Alejandro Dumas, de sus versiones cinematográficas y de la telenovela que protagonizaron Pablo Echarri y
Joaquín Furriel basada en esa magistral saga de amor, amistad y traición. Y esta Flor no es más que un Montecristo aggiornado, con ritmo carioca y samba de fondo, que me atrapa, sí, pero hasta ahí… La otra, en cambio, me gusta más: dos hermanas que se aman hasta las entrañas, un accidente que deja a una en coma y un despertar que le traerá la peor de las noticias. Una gran opción para seguir, que sería aún mejor si no metieran tijera.

Que no se vean las raíces
Así, entre Río y Baires, se me pasa la tarde. Ahora, una “Avenida Brasil”, nunca más… Y pasarán más de mil años, muchos más, hasta que otra perla así me atrape tanto, al punto de irme al canal Magazine para revivir a la inolvidable Carminha. A falta de producción nacional a la hora del mate, las tiras made in Brasil nos entretienen y, de paso, nos ofrecen garotos para el infarto que, si estás en tu hogar porque sos ama de casa o porque, como en mi caso, no te queda otra por prescripción médica, te dan ganas de llamar al doctor y pedirle que te recete uno de esos que están en la tele…

Ahora bien, ¿nunca un galán negro en una telenovela rosa? Huele a discriminación, más allá del negocio for export y de la transformación normal de la telenovela como género a lo largo de la historia. Quizás no se animan y por eso todos los hombres negros son choferes, amigos en papeles secundarios o sirvientes, pero yo sí me animo a apostar que si un día sorprenden con un galanazo bien moreno, como tantos que uno puede ver al visitar sus playas, y que además actúe medianamente bien (como Jorgito alcanza, y lejos está de ser Alfredo Alcón pero a nadie le importa), el rating los acompañaría tanto dentro como fuera de sus fronteras. Aquí, las argentinas compramos por adelantado… Es mi humilde opinión. Basta de rubios carilindos, que ya sabemos que es una telenovela.

¡Véndannos algo más real, que la vamos a mirar igual!

23 de octubre de 2014

4 comentarios en esta nota

  1. JOSE DA SILVA | 23 octubre, 2014 | 16:22

    TE PIDO ENCARECIDAMENTE QUE ME ENVIE UNAS TARJETAS POSTALES DE TUYA CIUDADE PARA MI COLECIÓN O UNA REVISTA MASCULINA DE CONTACTOS, ME GUSTARIA INTERCAMBIAR PELÍCULAS, REVISTAS DE CONTACTOS, VIDEOS VHS O DVD, ME GUSTA CONTEMPLAR EL AMANECER, O EL ATARDECER, Y LA NATURALEZA QUE ES TAN BELLA.
    Esta es mi direccón permanente para usted enviar sus cartas juntos con las tarjetas postales:

    Mr. JOSE PEREIRA
    Cx. Postal No. 11,
    09015-970 , SANTO ANDRÉ
    B R A S i L

    E-mail: terra2050@hotmail.COM

  2. OCA | 24 octubre, 2014 | 16:04

    UNO QUE SEA HOMBRE !! SON TODOS TRAGASABLES !!!

  3. Julio | 24 octubre, 2014 | 16:17

    La única vez que vi en Rio a un negro en un aviso fue pintado en el ventanal trasero de un colectivo pidiendo respeto por su trabajo. Me quedó la seguridad de la sufridasumisión del negro.

  4. river14plate | 25 octubre, 2014 | 18:42

    Lamentablemente en Brasil los siguen considerando infrahumanos, y los paulistas son los peores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *