Arana está peor que DiCaprio en la tabla

Cada vez más solo, el galán trata de arreglárselas y evitar que “Noche y Día” siga su camino en picada. ¡Las novelas extranjeras pisan fuerte!

Por

La muerte del personaje de Romina Gaetani en “Noche y Día”.

Allá por enero, una de nuestras tapas decía “Pelado mata galán”. Comenzaba el auge de la telenovela turca “Las Mil y Una Noches” en El Trece, y el rubio más lindo y más bueno de la farándula, Facundo Arana, empezaba a sentir los golpes que le propinaba un ignoto hombre nacido en Estambul con un nombre rarísimo,  pero por el cual las mujeres comenzaban a caer rendidas, dándole el corazón y muchos puntos de rating desde el primer capítulo, que entonces era doble y sin cortes. Hoy, cuando la tira abunda en publicidad, no sólo lo desplazó de su horario inicial (de las 21:45 a las 23:15) sino que sigue subiendo en audiencia y ese tal Halit Ergenç, más conocido como Onur, con una voz que ni siquiera es propia porque es doblada y sin un pelo de tonto, al pobre pelilargo lo tiene de las mechas y le sigue dando para que tenga y guarde. Tanto, que lo dejó reducido a su mínima expresión ya que en breve “Día y Noche” irá sólo miércoles y viernes, aunque no sólo por culpa del tifón de Turquía sino porque llegan “Esperanza Mía” y el Bailando, y hay que hacer lugar…

Pero eso no es nada. A Facu lo están dejando más solo que a Tom Hanks en “Náufrago”, y si seguimos así, no le va a quedar ni Wilson. A la salida de la protagonista, Romina Gaetani, que adujo ataques de pánico, le siguieron las de Oscar Martínez, Fabio Posca y Eugenia Tobal, que ahora se dio cuenta de que necesita más tiempo para dedicarle a su nueva productora. ¡Vamos! Sabemos que si la tira fuera un suceso, todos se hubieran quedado quietitos en sus puestos, sobre todo en tiempos de éxitos flacos y vacas importadas bien gordas; pero viendo que se hundía como el Titanic, mejor  gritar “¡a los botes!” antes de que los tape el agua… Y ahí queda Facu, peor que DiCaprio en la tabla de madera, porque le cambian de amor a la fuerza, y ahora anda en brazos de Florencia Raggi que, mil disculpas, pero lo que tiene de hermosa lo tiene de fría. Por más que el rubio y Flor hagan escenas de sexo, muestren piel y dejen oír gemidos, no calientan ni el rating. Es más, si de algo carece la telenovela de Onur y Sherezade es de tomas subidas de tono, pero una sola mano del turco en el bretel de la morocha vaticinando lo que vendrá y no veremos puede más que la escena más hot de sus colegas criollos.

Y las mentiras se van para arriba

Mala suerte la de Arana, primero saliendo antes de tiempo de “Farsantes” y ahora, remando en gelatina para no mandarse a mudar él también y dejar protagonizando a Gabriel Corrado. Quizás se apuró en volver a la tele. A veces, está bueno dejarse extrañar por los televidentes, lo que en la jerga se dice “dejar descansar la imagen”. Aunque, cuando el producto gusta, ese detalle no cuenta y no hay cambio de horario que te destruya. Para muestra, basta “Rastros de Mentiras”, la tira brasileña de Telefe a la que le iba genial a las 23, pero igual la pasaron a las 19, en una jugada riesgosa, y hoy sigue arriba, sencillamente porque el público se prendió a esa historia que fue in crescendo y que, les aseguro, se pone cada vez mejor. Yo ya la vi enterita en internet y les garantizo que no les va a dar respiro… Confíen en mí: ¡No saben lo que viene!

01 de abril de 2015

3 comentarios en esta nota

  1. ANA | 3 abril, 2015 | 17:12

    YO ESPERO EQUIVOCARME PERO PIENSO QUE ESTE MUCHACHO ESTA ENFERMO PSICOLOGICAMENTE HABLANDO-RECOMENDACION UN DESCANSO-UNA TERAPIAY DESPUES A BUSCAR ALGO POTABLE PARA SEGUIR ADELANTE

  2. octavio.paez | 6 abril, 2015 | 9:05

    Nunca hubo telenovelas argentas creibles. Esta no es la excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *