“Lo que logré fue por mi propio esfuerzo”

Manuela Viale, la media hermana de Juanita, cuenta sus comienzos como modelo y actriz. Hoy hace “El Club del Chamuyo”, su segunda obra.

Muy lejos del gran presente que está atravesando como actriz y modelo, de muy pequeña, Manuela Viale (23) soñaba con ser veterinaria. “Siempre tuve una gran debilidad por los animales, en especial por los caballos. Por eso, durante muchos años hice equitación”, cuenta la media hermana de Juanita Viale, antes de aclarar por dónde viene el parentesco con la nieta de Mirtha Legrand. “Tengo tres hermanos. Dos de ellos, por parte de mi papá, Ignacio Viale del Carril: Nacho (34) y Juana (33), que son hijos de Ignacio y de Marcela Tinayre. Y, el tercero, Matías (21), que es hijo de Ignacio y de Mariana, como yo”, explica.

Alumna muy rebelde, siguiendo los consejos de sus amigas y de su medio hermano mayor, a los 15 años se anotó en una agencia de modelos. Y, a partir de allí, su vida dio un giro inesperado. “No me gustaba estudiar y la carrera de Veterinaria ya no me interesaba tanto. Y como mis compañeras me decían que además de tener el cuerpo ideal para ser modelo tenía un apellido famoso, me anoté en una agencia, aunque con pocas ilusiones”, explica, antes agregar: “Pero, por mérito propio, o por mi apellido, porque ser Viale me abrió muchas puertas, – reconoce– al poco tiempo me empezaron a llamar para ofrecerme distintos trabajos. Pero de ahí en más todo lo que conseguí fue por mi esfuerzo”, afirma quien se dio el lujo de debutar como actriz en el exterior.

“Mi primer trabajo actoral fue en una telenovela italiana que se llamó ‘Terra Ribelle’ (‘Tierra Rebelde’) que se emitió por la RAI con un gran éxito. Hice un casting que lo conseguí a través de mi agencia. En un primer momento, pensé que ni locos me iban a llamar, porque estaba muy nerviosa e incómoda. Pero, sorpresivamente, me convocaron. Viajamos a Uruguay, donde grabamos todas las escenas y tuve el placer de compartir elenco con Sabrina Garciarena, Rodrigo Girao Díaz, Luz Cipriota, Fabián Mazzei y Michel Noher. La experiencia me ayudó a crecer ya que estuve lejos de mis seres queridos”, confiesa.

Leé la nota completa en el último número de Semanario. ¡Suscribite!

14 de mayo de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *