La prensa no la quiere, la cámara la ama

Danielle Winits es Amarilys, una de las malditas de la tira brasileña “Rastros de Mentiras”. Es madre, tiene salones de belleza, un lomazo y acaba de separarse.

Danielle Winits es Amarilys, la mala de “Rastros de Mentiras”.

Su personaje, Amarilys Baroni, en “Rastros de Mentiras”, la telenovela brasileña de Telefe, es una buena que con el tiempo se convierte en mala para lograr su cometido. Acá le dirían “mosquita muerta”, pero en la vida real Danielle Winits (41) tiene muy poco de ese exquisito personaje. Más bien, su trato duro, sincero y hasta esquivo con la prensa la figuran como una de las actrices más conflictivas a la hora de hablar y mostrarse con los periodistas.

Con un abuelo que combatió con la Fuerza Aérea Brasileña en la Segunda Guerra Mundial y una madre de 62 años que ha sido parte de campañas publicitarias realzando su juventud, la actriz es una de las más destacadas de la farándula de su país. No sólo por su extensa carrera en la tevé y el teatro, sino también porque es una innovadora en lo que se propone, como por ejemplo, tener su propia cadena de Spa y salones de belleza. Y hasta se animó este año a crear un Centro Cultural para preparar a jóvenes en teatro y danza.

Pero de pan no sólo vive el hombre y la rubia tiene una vida personal movediza. Por un lado, con su primer marido, el modelo Cássico Reis (37) tuvo a Noah (7); luego se casó con el actor y cantante Jonatas Faro (27), pero ninguno sabía que durante los últimos meses del embarazo de su segundo hijo Guy (4) se separarían. Sin embargo, la vida le daría otra revancha a la malvada de “Rastros…” y en 2012 conoció al empresario deportivo Amaury Nunes (32). Entre idas y venidas, y tras tres años de relación, en marzo de este año terminaron, muy a pesar de que ella había declarado: “Tenemos la intención de tener una familia grande. Si no puedo tener otro hijo, la adopción es una posibilidad”. 

Leé la nota completa en el último número de Semanario. ¡Suscribite!

29 de mayo de 2015

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *