miércoles 5 de octubre de 2022
ACTUALIDAD | 30-03-2022 11:47

Enrique Pinti, el adiós al último capocómico

Enrique Pinti falleció a los 82 años, el domingo 27 de marzo, el Día Mundial del Teatro, por la diabetes que padecía y los problemas de circulación en sus piernas. La noticia impactó en el mundo artístico e infinidad de colegas y amigos lo despidieron en el velatorio que se hizo en el porteño Multiteatro. Su pedido antes de morir, sus amores y una estafa que casi lo lleva a la quiebra.

En la madrugada del 27 de marzo falleció Enrique Pinti, a los 82 años. La noticia que sacudió al mundo del espectáculo la dio a conocer el empresario teatral Carlos Rottemberg, quien luego, en diálogo con la prensa, reveló cuáles fueron algunos de los últimos pedidos del actor antes de morir.

El intérprete estuvo internado en el Sanatorio Otamendi, donde ingresó el pasado 5 de marzo luego de sufrir una descompensación en su casa el día anterior. El humorista creador de Salsa Criolla tenía diabetes y problemas circulatorios en sus piernas. Su salud se vio muy afectada en el último tiempo: durante su internación requirió asistencia respiratoria mecánica, cuidados intensivos y mantuvo un cuadro crítico. Sin embargo, con el correr de los días, la situación mejoró y su familia mantenía la esperanza de que pudiera volver a su casa eventualmente. Lamentablemente, mientras estaba en la sala de unidad coronaria, el sábado pasado por la tarde se complicó su cuadro y, horas más tarde, murió de un paro cardíaco.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
En 2015 le habían detectado diabetes, a lo que se sumó su problema de circulación en las piernas. Pinti estuvo internado 22 días.

Enrique, quien estaba próximo a estrenar su nueva obra, Protocolo Pinti, debía realizar sus espectáculos sentado. De acuerdo a su explicación, podía caminar con relativa normalidad, pero no estaba apto para moverse arriba de un escenario como le hubiera gustado.

En las redes, los mensajes de despedida de los famosos no tardaron en llegar. “Se fue un gran artista y mejor persona. Su canción Quedan los artistas será siempre un himno. Nunca te voy a olvidar Enrique. Adiós querido amigo, descansá en paz’”, escribió Mirtha Legrand en Twitter, al tiempo que los mensajes trascendieron la esfera de la farándula, involucrando a la política con las palabras que le dedicaron Alberto Fernández, presidente de la Nación, y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
Enrique destacó en teatro, tevé y cine. Aquí en la obra Hairspray.

El velatorio en el Multiteatro:

El lunes pasado, desde las 10 hasta las 14, los restos del dramaturgo, actor, productor y director fueron velados en el Multiteatro de la calle Corrientes. En esa sala, el actor protagonizó su última obra, Al fondo a la derecha, en 2019.

Con el correr de los minutos, al teatro de Rottemberg se acercaron Guillermo Francella (juntos protagonizaron Los productores, de Mel Brooks); Linda Péretz (presidenta de la Casa del Teatro); Laura Fidalgo; Víctor Laplace; el diputado Hernán Lombardi; el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer; Luis Brandoni; Ana María Picchio; Esmeralda Mitre; Ricky Pashkus; Silvina Chediek; Claudio Morgado y Georgina Barbarossa, entre tantos amigos del genial creador.

Enrique sobrepasa el teatro, es un referente cultural, un hombre que fue contando nuestro país durante 60 años”, declaró Rottemberg. Y sumó: “Siempre de frente y su mayor virtud fue ser honesto, transmitir lo que pensaba sin dobleces”. Por su parte, Barbarossa dijo: “Estamos consternados, es un amigo incondicional, un hombre sagaz, ácido, humilde, generoso, buen compañero, no hay palabras para despedirlo”.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
En el film Esperando la carroza.

Una vez finalizado el funeral, los restos del artista fueron trasladados al cementerio Parque Memorial de Pilar para ser inhumados. A modo de homenaje, en la noche del domingo 27 el teatro dejó a oscuras sus marquesinas y en la boletería colocaron una foto de Pinti con la leyenda “hasta siempre”.

Diabetes y depresión:

Al capocómico le detectaron la enfermedad en 2015, pese a que se realizó estudios de manera frecuente a lo largo de su vida. Pinti se veía obligado a aplicarse insulina tres veces al día para regular los niveles de glucosa. Además, asumió en declaraciones que realizó en 2020 que tenía una obstrucción en un ojo que no podía ser operada y que veía poco.

Más allá de su salud física, algunas versiones periodísticas referían que el actor habría desarrollado un cuadro depresivo durante el 2020, como consecuencia del aislamiento social producto de la cuarentena estricta que se impuso por la pandemia de coronavirus. “Terminé una obra el 8 de marzo y no salgo a la calle desde el 9. Creí que esto iba a ser menos pesado y pensaba presentar un espectáculo nuevo en julio y eso me duele”, dijo en una entrevista en junio de ese mismo año.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
Con Francella protagonizaron la obra Los productores, de Mel Brooks.

Su último pedido:

Mientras estaba internado en el Otamendi, Enrique le hizo un pedido a su asistente e íntima amiga, Cipe Fridman, cuando tenía la ilusión de volver a pisar un escenario. Según las palabras de Carlos Rottemberg, Pinti le solicitó que le llevara el libreto terminado de Protocolo Pinti. La intención era “aprovechar esas horas” y repasarlo para estar listo cuando llegue el momento de presentarlo en el escenario.

Otro de los pedidos explícitos del todoterreno del espectáculo fue que no se le envíen flores y que si alguien pensaba gastar en eso, lo destine como donación a la Casa del Teatro. “Parece increíble pero hasta el final estuvo pensando en la comunidad artística a la que pertenecía”, dijo el productor teatral. En ese sentido, Péretz tuvo una sentidas palabras para el actor: “Dentro de lo malo que sucede, que él se haya acordado de nosotros me conmueve”.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades

Sus amores: el misterio mejor guardado

Cuando a Enrique Pinti se le preguntaba sobre el amor, él respondía diciendo que no lo había experimentado jamás. Nunca se le conoció una pareja y consideraba al teatro como su “amante”.

Nunca me he enamorado, pero me he calentado como pava de lata. Cinco veces por minuto, pero nunca me enamoré de nadie”, dijo en una entrevista del año 2015.

Con su humor ácido característico, bromeó: “Todo el mundo dice ‘pobre Enrique, es como Borges, que no conoció el amor’. Yo digo ‘¡mirame cómo tiemblo!”. En ese mismo reportaje explicó que en el pasado tenía una idealización del amor, probablemente producto de los culebrones que miraba su mamá. En esa oportunidad, remarcó además que no estaba solo: “Estoy rodeado de gente a la que amo y quiero. También uno puede tener sus revolcones, que también te llenan la parte de la libido”.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
Salsa criolla, obra que catapultó al estrellato a Enrique Pinti: tuvo 10 temporadas en escena, 3.000 funciones y la fueron a ver más de tres millones de espectadores.

Sin embargo, en otra entrevista realizada en 2019 confesó que cuando era muy joven experimentó algo parecido al amor. “A los 16, 17 y 18 años. ‘Ay, qué lindo que es’, me decía, ‘qué lindo que es’. Con respecto a tal o cual. Pero eran todas fantasías porque nadie me respondía con hechos a mi enamoramiento. Y yo no iba a ir a atacar, de ninguna manera”.

Pinti se sentía inseguro de sí mismo y se veía “horrendo, feo, gordo y fofo”. “Fue ahí que me dije ‘el amor no es para mí’. Yo era muy primitivo, pensaba que solo la belleza podía provocar el romance; que el romance solo era para gente hermosa, divina y perfecta, para una Barbie y un Ken. Un concepto obviamente equivocado, pero que de alguna u otra manera me acompañó toda la vida”, explicó. “El teatro fue y es mi gran amante”, agregó.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades

También se encargó de aclarar que nunca tuvo pareja y que cuando perdió la virginidad fue estando borracho. “¿Qué hice?”, señaló que se preguntó en ese momento. Además, una vez contó que llevaba más de siete años sin sexo por la diabetes.

La estafa que casi lo lleva a la quiebra:

El actor, que sufría diabetes desde 2015, había declarado que le era muy difícil conseguir la insulina que necesitaba para aplicársela tres veces al día. En 2019, Pinti había dicho que sentía que el agua le llegaba al cuello y que no podía pagarla.

Me asusta, no cuando me llegan las boletas de luz y el gas. Yo tengo una prepaga buena, que yo saqué en el año 83 y tengo el mejor plan; me llegaron 39 mil pesos más por la insulina que uso. Me sale 36 mil pesos por mes”. En ese momento, sus dichos generaron repercusión porque el medicamento lo brinda gratuitamente el Estado.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
En 2009, Pinti fue nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. En sus más de 60 años de carrera ganó cuatro Martín Fierro.

Al tiempo el director aclaró que había sido engañado por un empleado de la prepaga. “A raíz de todo este escándalo a la gente se le despertó una cosa impresionante. Días atrás un viejito fue al hall del Multiteatro con un paquete de insulina y me dijo: ‘Vengo de Lanús, esta es mía, pero como me la dan gratis me sobra’. A mí se me estrujó el corazón y le dije: ‘Quédese tranquilo, no’”, contó años atrás.

Me estaban caminando. Durante tres años me caminaron y ahora me la van a dar gratis. La medicación es gratuita para todo el mundo, que no te digan que es importada porque eso no existe. No creo que me devuelvan toda esa plata”, contó. El vacío que deja Enrique Pinti va a ser difícil de llenar, sino imposible. Porque además de un gran artista, era un experto en historia argentina. Y la enseñó en cada uno de los shows de su autoría, pero con humor. Quizás la única forma de poder soportar tantas desgracias y errores repetidos desde tiempos coloniales a la actualidad.

El lunes pasado se realizó de 10 a 14 el velatorio del artista en el Multiteatro de la calle Corrientes. Asistieron Guillermo Francella, Georgina Barbarossa, Carlos Rottemberg y Victor Laplace, entre otras personalidades
Recibiendo el premio Estrella de Mar de oro en 2006.

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario