miércoles 28 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD | 08-09-2020 10:07

Adrián Suar y sus dos mujeres llegan a Netflix

La pandemia impidió su llegada a los cines argentinos, pero finalmente, Corazón loco, la comedia sobre un bígamo descubierto por sus esposas (Soledad Villamil y Gabriela Toscano) se estrena el 9 de septiembre en la plataforma de streaming.

Este 9 de septiembre llega a Netflix el que iba a ser uno de los estrenos más importantes del año del cine nacional que, por la pandemia no pudo ser. Se trata de Corazón loco, el filme producido por Patagonik Films y protagonizado por Adrián Suar, Soledad Villamil y Gabriela Toscano, con dirección de Marcos Carnevale.

Las peripecias de un bígamo y los múltiples enredos generados a partir de tener que evitar ser descubierto por sus dos esposas se verán ahora en la plataforma de streaming.

El filme, que se rodó en Buenos, Mar del Plata y Chascomús, cuenta la historia de Fernando Ferro (Adrián Suar), un prestigioso traumatólogo, padre de familia y con una vida “casi perfecta”, ya que en realidad tiene dos mujeres. De lunes a jueves está con Paula (Toscano), y de viernes a domingo, con Vera (Villamil).

Eso lo lleva a vivir en Mar del Plata y en Buenos Aires, a tener dos autos, dos trabajos, dos casas, dos hijos y dos perros y a asegurar que ama a las dos, lo que lo enreda en una red de mentiras y excusas, todo con tal de poder estar con las dos. Ellas no saben nada, pero un día lo descubren. Él está dispuesto a todo. Ellas también.

Tras enterarse del secreto de su marido, las mujeres deciden aliarse para vengarse de él. “Las parejas se separan por falta de amor, y acá lo que sobra es amor”, grita él en el adelanto del filme que se dio a conocer meses atrás, cuando nadie sospechaba que vendría una pandemia que suspendería todas las actividades artísticas.

El elenco de la película lo completan Alan Sabbagh, Darío Barassi, Magela Zanotta y Betiana Blum. En el guión, realizado por Carnevale, también participa Suar. El rodaje finalizó en octubre de 2019, duró 8 semanas y trabajaron 60 personas, entre el equipo técnico y el artístico.

La comedia significa el regreso del actor y productor a la pantalla grande luego de poco más de dos años. Lo último que había hecho en cine fue El fútbol o yo, en el 2017 con Julieta Díaz, y el año anterior había protagonizado con Valeria Bertuccelli Me casé con un boludo.

Contamos la historia de un bígamo sin mirada feminista ni machista”, explicaba Suar sobre este filme cuando se presentaba para su próximo estreno en cines, que finalmente no pudo ser. Y agregaba: "La del bígamo es una historia que tenemos hace muchos años. Queríamos crear empatía con este personaje, sabíamos que le iba a poner el cuerpo y que resultaría bien. Se trata de una comedia neta, y creo que es un buen momento para el cine argentino, para ofrecer una película de con estas características".

Sobre si Corazón loco se mete o no en la discusión sobre los derechos de la mujer, aseguraba: "No estamos atravesados por lo con temporáneo. La mirada actual sobre el tema de la mujer, tan discutida, ata un poco la historia que vas a contar. Sin embargo, contar un bígamo es contar algo que viene desde el fondo da la historia, no lo inventamos nosotros ahora.

La bigamia no es el pícaro, el que tiene una o un amante, es un género en sí mismo. Posibilita la comedia, contar las peripecias". Sn embargo, aclaraba que el lugar de las mujeres en la trama es central.

"En un momento tenemos un giro, y se convierte en un thriller comediado, cuando las actrices toman el poder de la película. Ahí también tuvimos que hincarle el diente al drama, contar de verdad la historia. Si contábamos de mentira los sufrimientos de los dos personajes perdíamos todo lo verosímil. Fue mérito de Carnevale el resultado que conseguimos", concluía Adrián.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario