lunes 29 de noviembre de 2021
ACTUALIDAD | 03-11-2021 12:09

Bárbara Lombardo, la actriz nómada que volvió para ser Renata

Brilla con su personaje en la tira La 1-5/18 de El Trece. Después de varios años sin hacer tevé en la Argentina y de trabajar en Estados Unidos, México y Uruguay, regresó a Polka, donde años atrás el país la amó con su inolvidable rol de La Pochi en El Puntero.

Impecable como siempre y tan opuesta a aquel personaje de La Pochi en El Puntero (2011), con Julio Chávez, como novia de Rodrigo de la Serna, la actriz Bárbara Lombardo de 40 años deslumbra una vez más en la ficción nacional con Renata, el personaje que interpreta en La 1-5/18: Somos uno. De larga trayectoria en cine y tevé, volvió a El Trece para sumarse a la flamante ficción de Polka.

"Después de un 2020 muy difícil para el mundo de la actuación, estamos todos con una alegría y unas ganas tremendas… No es que antes no sucedía, pero al menos a mí, me hizo revalorizar a full un trabajo que me gusta, que es bien remunerado, que sucede en un ambiente sano, donde nos testean a diario, nos cuidan... Es todo para agradecer, la verdad", destaca la intérprete, quien vivió la primera parte de la pandemia en California junto a Ricardo, su novio brasileño que conoció en 2015.

Bárbara Lombardo, la actriz nómada que volvió para ser Renata
La Pochi, un papel inolvidable (El Puntero).

Sobre el período de aislamiento, relata: "Dentro de todo bien, la pasé bien, pero muy preocupada por lo que pasaba en Argentina y en todo el mundo. Todos empezamos a ver la muerte como una gran posibilidad casi cotidiana y eso fue algo muy nuevo. Que provocó un mayor miedo en todos", cuenta la actriz antes de entrar de lleno con su personaje.

"Renata es una mujer con muchas aspiraciones y muy concentrada en los logros materiales, pero se ve amenazada por una serie de cambios que llegan a su familia, sobre todo de la mano de su hijo, Matías (Balthazar Murillo). Es como que toda la estructura que tenía armada se sacude bastante y a partir de eso, se descoloca casi por completo su estabilidad emocional y psicológica", dice sobre su personaje en la tira.

Habituada a viajar desde pequeña, Bárbara no es de asentarse en un lugar: en 2008 se mudó a México junto al director argentino Diego Pernía, quien fue su pareja hasta 2011. Luego, de 2013 hasta mediados de 2014 vivió en una comunidad en San Francisco, Estados Unidos, tras haber estudiado budismo tibetano. Y trabaja también con campañas de moda en Uruguay.

"Sigo siendo nómada. Lo que trajo la pandemia es que ahora mucha más gente se sumó a ese estilo de vida", explica. Ante la consulta sobre la posibilidad de enraizar en algún lado, Lombardo sentencia: "Cada vez hay más producciones itinerantes, cosa que me encanta, no hay nada que me apasione más que la posibilidad de viajar", concluye.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en