Wednesday 24 de July de 2024
ACTUALIDAD | 07-12-2021 08:10

Brooke Shields: La sex symbol de los 80 que supo sobrevivir en Hollywood

La actriz de 56 años participó en más de ochenta películas y series de televisión a lo largo de su carrera y ahora suma una más a la lista con su participación en el filme Un castillo por Navidad, ya disponible en Netflix. Sus amores, pretendientes y los secretos de la vida de la inolvidable protagonista del filme La laguna azul.

Brooke Shields de 56 años no dejó de trabajar desde que comenzó su camino en la interpretación a mediados de los 70. Desde el estreno del filme La laguna azul, en los 80, se convirtió en una estrella y con el paso de los años, aunque ha mantenido un perfil de discreto, no le han faltado papeles en cine y televisión.

Dispuesta a reinventarse constantemente para abarcar todo tipo de géneros, en 2021 afrontó dos retos, el de hacer una película navideña y que su estreno sea en una de las mayores plataformas de streaming. La actriz inició su camino en Netflix el viernes 26 de noviembre con el estreno de Un castillo por Navidad, una película familiar preparada para encandilar a los fanáticos de esta clase de filmes que tienen su auge por estas fechas.

Así luce hoy, espléndida
En un castillo por Navidad, Shields encarna a Sophie Brown, una famosa escritora que sufre una crisis laboral.

Allí interpretó a Sophie Brown, una famosa escritora estadounidense que tras varias novelas de éxito tiene una crisis laboral a raíz de un gran escándalo.

Si bien pudo alcanzar el éxito a muy corta edad, Brooke vivió un calvario por culpa de Teri, su madre. Ella la explotaba para ganar dinero a costa del talento y belleza de su hija. Shields filmó su primer comercial cuando era bebé. Posó desnuda a los diez. A los 11 interpretó a una prostituta.

Así luce hoy, espléndida
Finalmente pudo formar su familia.

Teri protegió a su hija, ganó dinero con su inocencia y fue capaz de detener un avión en la pista de despegue porque su niña se había olvidado una muñeca en el aeropuerto. En la adolescencia, la actriz pasó sus noches en Studio 54 con Andy Warhol y Grace Jones. Su vida amorosa fue asunto de dominio público y se hablaba de su virginidad con total naturalidad en los medios.

Con 15 años protagonizó el icónico anuncio de Calvin Klein en el que pronunciaba la famosa frase “¿Quieres saber lo que se interpone entre mis Calvin y yo? Nada”. En una entrevista que le hicieron este año, la actriz habló sobre la publicidad. "A mis 56 años puedo volver atrás y mirar la cámara y decir: es verdad, están haciendo zoom primero a mis genitales y luego suben hasta mi cara, es verdad. Pero el sexo ha vendido desde el principio de los tiempos. En cada portada en la que he aparecido, tanto si tenía 15 años como cualquier edad, siempre hay algo en la mirada", dijo.

Así luce hoy, espléndida

La presión de la madre la hizo sentir culpable por haber perdido su virginidad a los 22 años con su compañero de universidad, el actor Dean Cain, quien luego sería Superman en la pantalla chica. "Tenía miedo de no ser la misma tras haberme acostado con él. Tenía miedo de haberle fallado a mi madre. Como todo el mundo sabía que era virgen, ahora todo el mundo sabría que no lo era. Lo que tendría que haber sido el principio de una nueva y maravillosa fase en mi relación con Dean se convirtió en el principio del fin", escribió en el libro de sus memorias.

Brooke Shields fue una de las mujeres más deseadas de Hollywood. Fue pareja de personalidades como Michael Jackson, Matt Dillon, Liam Neeson, George Michael y John F. Kennedy Jr., a quien conoció cuando él le dio un recorrido por la Universidad de Brown. En 1997 se casó con el tenista Andre Agassi, pero en 1999 se separaron. Se enamoraron intercambiando faxes y todo marchaba bien, pero cuando dieron el sí Brooke sabía que había cometido un error: "Al día siguiente de casarme supe que había cometido un error. Me ignoraba cuando perdía, y cuando ganaba iba directo al siguiente campeonato. Cada vez nos estábamos distanciando más y más".

Así luce hoy, espléndida
Con solo 15 años Brooke protagonizó La laguna azul junto a Christopher Atkins.

A sus 56 años disfruta de un gran presente familiar con su segundo marido, el guionista y productor Chris Henchy, con quien se casó en 2001. Desde entonces luce el nombre de su esposo tatuado en su tobillo. Ambos viven en Nueva York y tienen dos hijas: Grier, a quien tuvo en 2003 y Rowan, nacida en 2006. Y tal y como Brooke deja entrever en sus redes sociales, parece que llevan una feliz vida.

Recientemente, Shields lanzó Be ginning is Now (El comienzo es ahora), una comunidad digital donde mujeres de todas las edades encuentran apoyo en otras para reforzar su autoestima, sabiduría, optimismo y humor, con el objetivo de desarrollar sus vidas exprimiendo al máximo sus posibilidades. Lo que la llevó a crear el emprendimiento fue un accidente a principios de año en el que se rompió el fémur y tuvo que aprender a volver a caminar. Resiliente de la vida.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en