miércoles 28 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD | 05-03-2021 07:15

Carlos Sánchez, el hombre que hizo reír aun cuando su cuerpo lloraba de dolor

Con una larga trayectoria en teatro, cine y tevé, el actor y humorista falleció el martes 2 de marzo a los 68 años. Padecía un cáncer desde 2010, algo que descubrió de casualidad al ir a hacerse un chequeo general por primera vez en su vida. "No le temo a la muerte, sé que hay otra vida", decía.

Dura vida la del actor y humorista Carlos Sánchez en sus últimos años. Tan dura que si no fuera por el humor, todo habría sido más difícil aún... Carlos Sánchez falleció el martes 2 de marzo a los 68 años, con varios sueños cumplidos. Porque sí, es verdad, era un humorista nato, pero también un gran actor.

Y lo pudo demostrar en el 2019, cuando a modo de revancha y ya enfermo, pidió que le tomaran una prueba en Polka como actor dramático y terminó en la tira Argentina Tierra de Amor y Venganza después de una carrera basada en el humor y los chistes.

De esa carrera, aún se recuerda su paso por Café Fashion, en el 2001, cuando la Argentina era una tragedia económica... Pero detrás de ese actor dramático y ese humorista, corría un cáncer y un profundo dolor por el suicidio de su primera mujer.

Aunque se lo conocía como humorista, sus primeros pasos en el medio artístico fueron como cantante, en Perú, donde hasta llegó a lanzar un disco. Durante los cinco años que vivió en Trujillo, incondicionalmente junto a él estuvo Irene, su primera esposa y madre de sus hijos Emiliano, Guillermina y Jorgelina (también es padre de Juan Cruz, fruto de su relación con su segunda mujer). Pero tras regresar a Buenos Aires dejó el show y, para tener más estabilidad, comenzó a trabajar en una compañía de tarjetas de crédito.

Fue su mujer quien lo animó a volver a las tablas, ya que no sentía que él estuviera feliz. “Ella me decía que no estaba bien porque no hacía lo que amaba. Y con un amigo me llevaron engañado a un boliche de San Telmo y terminé en el escenario, con una guitarra. La dueña me contrató y así empecé a cantar de nuevo. Al final dejé el trabajo porque me empezaron a buscar de otros boliches y pubs, ganaba más cantando y contando algunos chistes”, recordó.

Carlos quedó viudo a los 41, luego de que ella se suicidara. Se quedó solo con sus tres hijos de entre seis y quince años y fueron ellos quienes le dieron fuerzas para salir adelante. “¿Qué vas a hacer de tu vida? ¿O mejor dicho de nuestras vidas? Mirá papá, lo único que sabés hacer es lo que hiciste hasta ahora y mamá estaba orgullosa. Por su memoria, seguí trabajando de eso”, le dijo Emiliano y así fue como retomó sus shows.

Yo siempre digo, si mi exmujer no se hubiera suicidado, estaría con ella. Fue el gran amor de mi vida. La mujer más hermosa que tuve a mi lado. Estaba enferma y decidió suicidarse… Al principio la odié… Estuve preso 11 horas, pero para mí fue una eternidad porque la policía pensaba que la había matado. Mis hijos no pudieron despedirse de su madre. Lo que más me dolió, fue que no les dejara una carta a sus hijos", contó.

Hace dos años, tras separarse de su tercera pareja, Silvia, el humorista contó que alguna vez pensó en quitarse la vida. En el 2010 fue diagnosticado con cáncer, algo que descubrió por casualidad, cuando su mujer lo obligó, casi, a hacerse un chequeo, cosa que nunca había hecho en su vida. Comenzó en el riñón e hizo metástasis.

"Ya no le tengo miedo a nada y menos a la muerte, estoy convencido de que hay otra vida y es mejor que esta", dijo en una de sus últimas entrevistas.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario