martes 31 de enero de 2023
ACTUALIDAD | 15-12-2021 07:30

Claudia Sánchez: La primera top model de argentina

Fue sensación gracias a las publicidades de los cigarrillos LM, donde se mostraba en diferentes partes del mundo junto a quien fuera su pareja, el Nono Pugliese. A los 80 años cuenta que sigue siendo libre, apasionada y audaz.

Si bien Claudia Sánchez de 80 años comenzó su carrera en el modelaje en una productora de publicidad para ser la cara de la firma de cosméticos Pond´s, saltó a la fama con las publicidades que realizó junto a quien fuera su pareja, Alberto "el Nono" Pugliese, de los cigarrillos LM, donde se mostraba en diferentes partes del mundo como San Francisco, Hollywood, Milán, Hong Kong, Marruecos, Venecia, entre muchas otras.

"Vendíamos un estilo de vida, todo fue idea del Nono. Lo nuestro era cine de verdad. El secreto era hacernos pasar por turistas. Los americanos no podían creer que desde acá les habíamos impulsado sus ventas. Fuimos los creadores de los primeros videoclips", comenta sobre aquella campaña.

Actuó en algunas películas, entre ellas Circe, de Manuel Antín, protagonizada por Graciela Borges. Es fanática de los autos: corrió rallys y tuvo un Rolls Royce. Vivió en Estados Unidos, Saint Thomas y Uruguay. “Pero mi Patria, mis raíces están en Argentina”, sostiene.

Su carrera como modelo terminó por decisión propia en la época de la Guerra de Malvinas: una revista salió en tapa con imágenes de la guerra y, adentro, una producción suya, que había hecho antes del conflicto bélico. Le pareció un horror, no pudo soportarlo, dejó todo y se fue a vivir al campo.

La exmodelo es consciente de que fue la fantasía de muchos y no reniega de eso: "Antes me decían: 'Mi papá estaba enamorado de vos'. Ahora me dicen: 'Mi abuelo estaba enamorado de vos'. ¡Voy por la tercera generación!", relata entre risas, a sus 80 años, aunque confiesa que nunca se sintió un "ícono".

"No me da nostalgia el paso del tiempo, porque como soy loca, no me doy cuenta. Me divierto mucho conmigo, no estoy aferrada a la edad. Tengo la suerte de que no me hice nunca ninguna cirugía. Primero, porque me da pánico, pero además no me gusta cómo quedan las caras, parecen amargadas y tristes", revela.

De su época de esplendor como modelo publicitaria, Claudia rescata "todo" porque "fue una explosión de arte por todos lados.

Yo tuve que imponerme, porque era la época en que se estilaba la mujer rellena, con mucho batido, y yo era muy flaca, muy chata y con pelo lacio y largo. "Nunca pensé que iba a terminar siendo Claudia Sánchez. Durante muchos años fui la chica de los dientes separados", añade.

Mientras asegura que no extraña su vida de top model sostiene que está viviendo su mejor momento: "Tengo tiempo para mí, para los demás, para caminar, mirar, oír, escuchar".

Respecto al plano sentimental, Sánchez expresa: "Nono fue un gran amor, pero tuve muchos grandes amores. Cuando me enamoré, me enamoré. Yo me divertí mucho, lo pasé muy bien y no hice sufrir a nadie y nunca estuve con gente ocupada, ni siquiera divorciados". Asimismo, indica sobre su presente amoroso: "El amor hoy está puesto en muchas cosas. No en una persona. Lo estoy pasando muy bien con mis amigas y con proyectos de viajes".

Al ser consultada sobre la posibilidad de volver a estar en pareja, Claudia reflexiona: "Soy incapaz de decir 'ya no más'. Nunca se sabe. Por ahí conozco a alguien y termino enamoradísima".

Pese a que vivió una vida de lujos y placeres, fue operada de cáncer de mama y de pulmón, tuvo coronavirus hace poco y además sufre de EPOC. "Creo que la operación de mama es lo más fácil siempre que esté agarrado a tiempo. Al día siguiente ya me quise ir a casa y me fui. Nunca me di cuenta ni le presté mucha atención. En cuanto al pulmón, yo sufrí grandes neumonías desde muy chiquita, siempre tuve problemas, y en un estudio se detectó algo y me operaron. Quitaron ese pedacito de pulmón y a los tres días ya me vine para casa. Estoy perfecta, impecable y no quedó rastro de nada", asevera.

Acto seguido, relata cómo transitó el covid: "Cuando me di cuenta, rápidamente agarré todos mis remedios de la neumonía y me empecé a dar con todos. Por lo tanto, no tuve nada, ni fiebre. Y para el EPOC, cuando me falta un poco el aire, me doy un saque con un inhalador, que es una cortisona".

Pese a que siempre obtuvo lo que quiso en la vida, Claudia cierra con una reflexión: "La felicidad es estar en paz. Gozar de la cosa más simple".

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario