miércoles 5 de octubre de 2022
ACTUALIDAD | 21-03-2022 08:59

Claudio Rissi, antes y después de Borges

El actor de 65 años, con una trayectoria de casi 50, vive su momento de máxima popularidad gracias al éxito rotundo de todas las temporadas de El Marginal, con su personaje, Mario Borges. Y a eso le suma que hoy se luce en el teatro con la obra Los Perros. Paralelamente, su vida personal también marcha sobre rieles de la mano de su hermosa historia de amor con Natalia, su pareja desde hace tres años. Su asignatura pendiente.

Actor de raza, admirado por colegas y por el público. Ese es Claudio Rissi de 65 años, quien desde junio de 2016 surfea la cresta de la ola de su carrera actoral a nivel popularidad, con el estreno de El Marginal, ficción de Sebastián Ortega, que se lanzó en la TV Pública y en Netflix, donde él interpreta a Mario Borges, uno de los protagonistas.

“Me hubiese gustado que esta explosión de popularidad me llegara antes, aunque de algún modo, si esto me agarraba de pendejo, por ahí me confundía, no sé. Por ahí te la crees y dejás de investigar, de crecer, qué sé yo. Por ahí decís ‘tengo la vaca atada y la hago de taquito’”, dice Rissi, reflexivo por su gran momento laboral, que además lo encuentra protagonizando Los perros, obra escrita y dirigida por Néstor Valente, que está de viernes a domingos en el Teatro Picadero.

De ‘El Marginal’ me quedé con el sillón que usaba mi personaje de Mario Borges. Lo mandé a tapizar con una pana de color verde
Con su novia Natalia, con quien tiene una relación desde hace casi tres años.

A Claudio no le quedó ningún frente por cubrir: en televisión no solo estuvo en el Marginal, sino también en el primer capítulo de Los Simuladores, en un episodio y medio de Okupas y, más recientemente, en Maradona: Sueño Bendito como Don Diego, amén de mil y una ficciones.

En cine hizo casi 40 películas, entre ellas las más destacadas son Maten a Perón, donde encarnó a Videla, y Aballay, junto a Pablo Cedrón. Por su actuación arriba del escenario obtuvo en 2015 el Premio ACE a Mejor Actor de Teatro Alternativo por su protagónico en Terrenal, pequeño misterio ácrata, obra de Mauricio Kartún declarada de Interés Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pese a sus casi 50 años de trayectoria en el medio, fue el personaje de Borges, el líder de una banda carcelaria, el que lo catapultó a ser reconocido en todos lados.

De ‘El Marginal’ me quedé con el sillón que usaba mi personaje de Mario Borges. Lo mandé a tapizar con una pana de color verde
El Marginal, donde interpreta a Mario Borges.

“Disfruto que me convertí en un actor popular además de prestigioso, porque por lo general no van de la mano el prestigio y la popularidad. Ahora el grueso del público me ve como Mario Borges y yo soy mucho más que eso. La gente cuando compra un personaje después es fiel a ese actor y de a poco te empieza a descubrir en otros personajes y eso me reconforta. Después dicen: “mirá, el de ‘Los simuladores’ también’’.

Más allá de la popularidad, el actor se quedó con algo de su personaje de El Marginal, literalmente: “Los chicos del departamento de arte de la serie me regalaron el sillón de Borges, entonces lo mandé a retapizar en pana verde. Es un caño ese sillón, que encima ya venía con almohadones de pluma. Está buenísimo. Me lo dieron porque cambiamos de decorado en la última temporada”.

Rissi, que brilló en todos los proyectos en los que trabajó, tiene una asignatura pendiente por cumplir en su carrera. “Sueño con la Palma de Oro. En mi vida gané muchos premios, prestigio y elogios de parte de colegas y periodistas, pero ese es un sueño recurrente que tengo. Tal vez algún día se me dé”. Como le ocurrió a muchos actores, la cuarentena producto de la pandemia de coronavirus alteró la vida laboral de Claudio. “Al principio fue complejo porque no me podía concentrar... Los actores somos como los deportistas, si no entrenamos nos oxidamos, entonces la imaginación está más lenta. Pero bueno, hicimos escenas que no gravitaban demasiado entonces no había un compromiso tan grande”, recuerda.

De ‘El Marginal’ me quedé con el sillón que usaba mi personaje de Mario Borges. Lo mandé a tapizar con una pana de color verde
Junto a sus compañeros de elenco de la obra los perros, en el picadero, donde encarna a “un tipo que puede hablar pavadas todo el día”.

Hombre enamorado:

Sin embargo, el encierro también significó un gran paso en su relación con Natalia Ojeda, quien es su novia desde hace casi tres años. El aislamiento obligatorio impulsó la convivencia ya que en ese momento mantenían una relación a distancia: él en Buenos Aires y ella en Chaco.

“Mi cuarentena estuvo buena, a pesar de todo. Me quedé en Chaco, en casa de Nati, y estuve allí con ella hasta marzo de 2021”, relata y agrega: “Me fui por cuatro días. Tenía cuatro remeras, dos pantalones y cuatro calzoncillos. Había ido a presentar la película La sombra del gallo a Concordia, entonces dije: ‘me voy a ver a Natalia y después me vuelvo a Buenos Aires. Bueno. No me quedé cuatro días, me quedé un poquito más...”. Rissi y Ojeda viajaban seguido para verse y ya habían probado cómo era eso de vivir juntos en algunos viajes. “Nos habíamos ido juntos de vacaciones y en febrero fui por cinco días a Chaco y me quedé 25. La pasé muy bien, reaprendiendo cosas, conviviendo también con Joaquín, el hijo de Nati”, revela.

De ‘El Marginal’ me quedé con el sillón que usaba mi personaje de Mario Borges. Lo mandé a tapizar con una pana de color verde
En la obra Terrenal.

Y sigue: “Yo no esperaba que la vida me diera esto, por lo menos lo del hijo no lo tenía calculado y estamos muy bien, él me extraña, yo lo extraño también”. Rissi, que no tuvo hijos, admitió que ya había desestimado esa posibilidad. “Con mi primera pareja, hace muchos años, perdimos un embarazo y después, nunca más”, rememora. “Por eso esto me alucina, me hace muy bien, estoy bien con ella, estamos construyendo un proyecto de familia. Me da mucha felicidad y me siento con mucha gratitud porque la vida me está dando esto a esta edad, que yo no esperaba, tanto sea el reconocimiento popular en cuanto a haber hecho un trabajo como El Marginal y coronando todo con construir una familia”.

El actor sufrió pérdidas importantes a lo largo de su vida. En una charla con Ciudad Magazine en el año 2019 confesó: “Enviudé hace un par de años. Tuve un par de pérdidas fuertes. Mi primera mujer, Mónica, ya no estábamos juntos, pero seguíamos muy ligados… fue el gran amor de mi vida. Ella murió hace 25 años. Y, en 2014, murió mi esposa”.

Rissi encontró el amor en brazos de Natalia, quien según las palabras de Rissi, le escribió por Instagram. “Hablamos por ahí, le pedí su teléfono, hablamos después por WhatsApp y un día se vino para Buenos Aires, se tomó el último vuelo del Chaco y el primer vuelo de Buenos Aires. Se vino un par de horas y se fue, estuvimos juntos acá y se fue. ¡Una loca! Después, cada 15 o 20 días se tomaba el avión y se venía a casa. Al principio, para mí era una informalidad y luego empecé a necesitarla, fui descubriendo que quería viajar con ella, me invitaban a festivales y le decía: ‘Natalia tomate el avión, venite’ y así hacíamos”. Para él, el click fue cuando la invitó a su cumpleaños. “Ahí me sorprendí. Dije: ‘¿Qué anda pasando’ y bueno, bienvenido sea”, concluye Rissi, que está en su mejor momento.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario