sábado 12 de junio de 2021
ACTUALIDAD | 10-05-2021 11:32

El adiós a Libertad Leblanc: La sex symbol empoderada de los 60 que nunca se sintió un objeto sexual.

Ícono de la década del 60, falleció el jueves 29 de abril a los 83 años en su hogar del barrio porteño de Palermo donde su única hija, que vive en Suiza, tras el advenimiento de la pandemia le había organizado todo para tener una internación domiciliaria. Feminista por naturaleza, hizo temblar al cine argentino con sus desnudos.

La actriz Libertad Leblanc, famosa por su físico exuberante desde la década de 1960, cuando apareció como la competidora rubia de Isabel Sarli, y cuyas películas tuvieron alcance internacional, falleció el  jueves 29 a los 83 años en su hogar del barrio porteño de Palermo.

Nacida en Guardia Mitre, en la provincia de Río Negro, en 1938, Libertad María de los Ángeles Vichich poseía junto a su deslumbrante belleza un carácter indómito y precozmente feminista, pues si bien estuvo casada con empresarios importantes, siempre fue ella quien manejó su carrera y defendió sus labores profesionales.

Alejada de la actividad artística desde hacía décadas -su última aparición ante las cámaras fue en Furia en la isla (1978)-, seguía de cerca la distribución de sus películas en el exterior y solía mostrarse en tren social en numerosos estrenos teatrales, siempre rodeada por amigos personales y admiradores.

El adiós a Libertad Leblanc: La sex symbol empoderada de los 60 que nunca se sintió un objeto sexual.
"Soy una mujer con tetas impresionantes, pero también pienso y opino"

En los últimos meses venía sufriendo un delicado cuadro de salud que se le complicó con dificultades cardíacas y renales, además de un principio de Alzheimer, por lo que con el advenimiento de la pandemia de coronavirus su hija Leonor Barujel-Vichich, kinesióloga y residente en Suiza, le había hecho construir un ámbito de protección sanitaria para que tuviera una internación domiciliaria.

Según sus allegados, el pasado marzo había sido internada de urgencia en el Hospital Rivadavia por una severa neumonía, aunque el decaimiento de su salud comenzó durante un viaje a España en 2018, que hizo para vender un departamento de su propiedad.

Allí sufrió una afección cardíaca y cuando regresó se notó que su salud no era la misma; si bien comenzó un tratamiento médico "se la veía muy decaída, pasaba mucho tiempo en la cama y comenzó con un principio de Alzheimer", relató la periodista Adela Montes, amiga íntima de la estrella.

El adiós a Libertad Leblanc: La sex symbol empoderada de los 60 que nunca se sintió un objeto sexual.
Tras su debut en cine en El bote, el río y la gente (1960), deslumbró con su físico en La flor del Irupé (1962) y Testigo para un crimen (1963). De ahí en más no paró. Si sus filmes eran cuestionados en Argentina, los explotaba en México, Brasil, Panamá, Uruguay y en el marcado latino de Estados Unidos.

Su única hija, fruto de su matrimonio con el recordado empresario teatral Leonardo Barujel, vive en Suiza con sus hijos y su esposo, y por la pandemia no pudo conseguir pasaje para estar junto a su madre en estos dramáticos momentos y debió organizar las exequias desde Europa.

Libertad fue uno de los grandes mitos sexuales de los argentinos y de millones de personas alrededor del mundo; solo ella fijaba sus reglas y declaraba que podía mostrar su cuerpo desnudo porque era "hermoso" y que no se consideraba un "objeto sexual".

Disfrutaba sabiéndose objeto de deseo de hombres y también de mujeres y declaraba que la excitación que podía provocar desde la pantalla o aun en sus presentaciones teatrales era un incentivo para las "fantasías" que elaboraban las parejas en su intimidad.

"Hay gente que nunca ha aceptado que si bien soy una mujer con un par de tetas impresionantes, también pienso y opino: Feminismo es igualdad social: la misma remuneración, el mismo derecho al goce y el pensarse como ser humano íntegro".

Su figura había comenzado a ser popular a través de las fotonovelas, y se trasladó al cine, con todo tipo de películas.

El adiós a Libertad Leblanc: La sex symbol empoderada de los 60 que nunca se sintió un objeto sexual.

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario