miércoles 27 de enero de 2021
ACTUALIDAD | 04-01-2021 08:45

El adiós a Máximo Ravenna, el doctor de los famosos

El médico falleció el viernes 25 a los 73 años por un cáncer. Fue el nutricionista que logró hacer adelgazar a muchas celebridades, como Susana, Daisy May Queen, Diego Pérez, Georgina Barbarossa y muchos más. Creó su propio método y sus centros funcionan en Argentina, Uruguay y Brasil.

Un plan de 14 días para bajar 8 kilos en un mes fue la propuesta que catapultó a la fama a Máximo Ravenna, el nutricionista que falleció el viernes 25, a los 73 años, a causa de un cáncer. En sus 27 años de carrera, Ravenna atendió a personas de diferentes países, entre ellas a numerosos famosos como Susana Giménez y Diego Maradona.

Nutrición, psicología y medicina fueron los pilares de una dieta -el llamado "Método Ravenna"- que proponía un plan de 14 días para que los hombres pudiesen bajar entre el 8 y el 10 por ciento de su peso al mes, y las mujeres del 6 al 8 por ciento.

El qué y el cómo de esa dieta estuvieron contenidos en Más vida, menos kilos, uno de los seis libros que escribió Ravenna. "Soy un valiente que se anima a ir contra la corriente", supo decir el nutricionista cuando su propuesta contra la obesidad recibió cuestionamientos. "Nos dejó un ejemplo. Nos dejó un método. Hoy (por el viernes 25) dejó de acompañarnos con su presencia, pero nos hizo su legado. Nos enseñó a cortar con lo que nos hace mal, ser medidos y tomar distancia", señaló Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna -la clínica de su propiedad- para informar el deceso de quien animaba a ignotos y celebridades a "cortar con los excesos".

Máximo Ravenna fue reconocido internacionalmente. Hace mucho tiempo luchaba contra un cáncer.

Los actores y conductores Diego Pérez y Andrea Politti fueron dos de las figuras públicas que despidieron en las redes a Ravenna. Máximo Ravenna egresó de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires y de la Primera Escuela Argentina de Psicoterapias para graduados. Desde los comienzos de su extensa trayectoria se ha dedicado al estudio de la obesidad y los desórdenes alimentarios. Realizó varios posgrados en diferentes universidades reconocidas internacionalmente, sobre todo en los Estados Unidos, entre las que se destacan Harvard Medical School, Jackson Memorial Hospital y American Psychological Institute of Science.

Su formación le ha permitido abordar la temática de la obesidad desde un punto de vista global, y no tardó en convertirse en una eminencia e integrar organismos nacionales e internacionales dedicados al estudio y tratamiento de este trastorno. En ese sentido, fue miembro regular de la AOA (Asociación de Obesidad Americana), de la NAASO (Asociación por el Estudio de la Obesidad de Norteamérica, por sus siglas en inglés), miembro titular de la SAOTA (Sociedad de Obesidad y Trastornos Alimentarios) y miembro adherente de la Asociación Argentina de Obesidad. Y a pesar del reconocimiento que se ganó desde muy joven, nunca dejó de participar en congresos y de capacitarse.

Tenía una cadena de clínicas especializadas en nutrición en diferentes ciudades de la Argentina, a las han asistido más de 100 mil pacientes a lo largo de 27 años. También contaba con centros médicos en Uruguay y Brasil. A raíz de su prestigio en el área de la obesidad, muchos famosos se han dirigido a su consultorio. Susana Giménez, Diego Maradona, Daisy May Queen, Georgina Barbarossa, la Tota Santillán y Karina Mazzocco fueron algunos de los que se atendieron con Ravenna para adelgazar.

El tango está de luto
Leé también
El tango está de luto

El “método Ravenna” se basa en el corte inmediato de los excesos, la medida de las porciones y la distancia entre las comidas. Su tratamiento era siempre interdisciplinario: un trabajo en conjunto de nutrición, psicología y medicina. Abordó la obesidad como un problema de conducta, una adicción o la tendencia a comer más de lo necesario.

Susana Giménez había manifestado en varias oportunidades sus deseos de bajar de peso antes de acudir al doctor Ravenna en 2006. En cuestión de meses, el nutricionista hizo que la diva lograra un cambio rotundo en sus hábitos y que recuperara la figura que tanto deseaba. Ella se entregó a una dieta hipocalórica que, con apenas 600 calorías repartidas en cuatro comidas, le permitió bajar de peso de modo acelerado, siempre seguida de cerca por un personal trainner.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en