lunes 17 de mayo de 2021
ACTUALIDAD | 12-04-2021 09:47

El papelón de Patricio Giménez: No aceptó las reglas de un restaurante y armó un escándalo

Aunque el motivo fue noble -querer que lo dejen cenar con su hermosa perra Rumba- lo hizo en un restó que no permite el ingreso de mascotas. El dueño del lugar se lo explicó con las mejores formas y él eligió insultar y escracharlo en las redes.

Luego de haber sido noticia por sus stories de Instagram en las cuales criticó al gobierno mientras usaba un filtro de “El Guasón”, Patricio Giménez de 45 años, hermano de Susana, volvió a estar en boca de todos días atrás después de protagonizar un escándalo en un restaurante de Uruguay, donde vive.

El ganador de la edición del año 2011 de “Cantando por un sueño” ingresó a un local gastronómico en la zona de Maldonado junto a unos amigos. El conflicto se originó a partir de que Giménez entró acompañado por su perra Rumba y el ingreso de mascotas no estaba permitido en el lugar.

Alberto Sena, el propietario de la parrilla Simplemente La Balanza (más conocida como La Balanza), de Maldonado, le comentó al cantante que no podía entrar con animales. Al hermano de la diva no le gustó nada y según informaron, habría dicho “si se tiene que ir Rumba, me voy yo, y nos vamos todos”.

Patricio Giménez no aceptó las reglas de un restaurante en Uruguay y armó un escándalo.
"Simplemente La Balanza" es una reconocida parilla de Maldonado. Su dueño, Alberto Sena, ante todos los presentes, le explicó a Patricio que no se permiten mascotas. Pero no entendió.

Los comensales que estaban en el lugar aseguraron que el dueño le explicó en muy buenos términos que esas eran as normas del lugar y que como alternativa podía dejar a la perra afuera para ser servidos. Acto seguido, y no conforme con la propuesta, Patricio comenzó a levantar el tono de voz y se filmó a modo de “escrache” al restaurante.

Acá en Simplemente La Balanza, Rumba, nos vamos a otro restaurante como la gente. Agradecido a mis amigos que todos nos fuimos a la mierda..., cuando no aceptaron a Rumba, te vas a la pu… que te parió, hijo de put… de la Balanza”, insultó enfurecido.

Lejos de conseguir tranquilizarse, el tío de Mercedes el tío de Mercedes Sarrabayrouse volvió a ingresar al local y continuó: “La Balanza, simplemente La Balanza, acá no me dejan entrar con Rumba, Alberto no me deja entrar con Rumba, fenómeno, este es el boliche divino de Maldonado, pásenla divino, soretes”.

Totalmente asombrado por la situación, el propietario de La Balanza no quiso referirse al episodio vivido y solo calificó al tenso momento como un “desagradable incidente”.

Patricio Giménez no aceptó las reglas de un restaurante en Uruguay y armó un escándalo.
Rumba escucha cantar a su amo.

"No soy un vago":

En enero, Patricio Giménez se refirió a las críticas que recibió por parte de los que lo acusan de vivir de su hermana y aseguró que las mismas “vienen desde el resentimiento, la envidia”, tras instalarse en la mansión La Mary, que Susana tiene en Punta del Este.

“El que dice que soy vago es porque si él fuese hermano de Susana, lo sería. Es el lugar más fácil para pegarme si no me conocés. Lo primero que se les ocurre es eso. No pueden decir que soy drogadicto o ladrón”, había comentado Patricio en diálogo con la periodista Catalina Dlugi.

Por otra parte, recordemos que el inicio del 2021 fue bastante agitado para el cantante, quien también se cruzó con Jorge Rial luego de filmarse criticando duramente al gobierno nacional y "rompiendo" un billete de mil pesos, su manera de manifestar lo poco que vale la moneda argentina en comparación con otras divisas.

 “Desde la comodidad del exilio dorado, laburando de ‘hermano de’, opina sobre la Argentina. Tiene todo el derecho del mundo a opinar, pero hay una crítica desbordada, injusta, personal y política por algunas cosas que no se entienden”, había dicho el exconductor de "Intrusos".

Giménez recogió el guante y le respondió picante: “Dale, Jorge, no seas malo, te mando un beso. Acordate que yo tenía una agencia de publicidad y trabajaba para BlackBerry, y muchos teléfonos tuyos los tengo yo”.

Esta vez, por su amor a los animales -como su hermana, es un apasionado de los perros Patricio Giménez quiso cenar con Rumba y sus amigos, pero eligió el restaurante equivocado ya La Balanza no permite el ingreso de animales. Habiendo tantos que sí lo permiten, está claro que al cantante no le gusta cumplir las normas...

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en