lunes 20 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD | 01-09-2021 09:57

Francisco Benítez: “Todo lo que no puedo decir hablando lo digo cantando"

El participante de La Voz Argentina conmociona al país en cada presentación y emociona con su voz. Es de Córdoba, tiene 22 años y sufre de tartamudez desde niño, algo que ni siquiera se puede sospechar cuando canta. Sufrió bullying y se quiso suicidar. Hoy, cuenta las horas para ser papá. "El canto me salvó", dice.

Francisco Benítez de 22 años tiene todo para ganar La Voz Argentina, pero todavía es prematuro dar un pronóstico, Pero lo que sí va a suceder sí o sí es que difícilmente el público lo olvide. El joven participante conmueve al jurado y a los espectadores en cada gala con su voz y su historia.

El primer día en el que se presentó en el certamen cantó Todo cambia en las audiciones a ciegas y Ricardo Montaner, Soledad Pastorutti, Lali Espósito y Mau y Ricky identificaron al instante la capacidad de transmitir que tiene Francisco. Una vez terminada la canción, los jurados le pidieron al participante que se presente y abrió su corazón contando parte de su historia de superación. "Sufro de tartamudez desde los seis años, con eso me costó un poco seguir con la vida, y lo que me salvó fue cantar. Es como que lo que no puedo decir, lo canto con el corazón para que le llegue a la gente", reveló.

Los artistas quedaron sorprendidos ante la confesión de Benítez y se desarmaron en elogios. "Hay mucha gente que canta hermoso y hay gente específica que Dios elige. Este programa está hecho para gente como tú, para llevarle un mensaje de amor y esperanza. No hace falta que hables ni digas nada más, lo que dijiste cuando cantaste, lo dijiste todo", le dijo Ricky Montaner, mientras La Sole y Lali lloraban totalmente movidas. Con todas las sillas dadas vueltas, el concursante decidió irse al Team Sole.

Todo lo que no puedo decir hablando lo digo cantando
Francisco siempre cuenta con el apoyo de sus padres, sus hermanos y su novia. "Lo único que quiero es calmar todo el dolor que sufrí. Y lo que no puedo decir hablando, lo digo cantando", asegura el joven.

Francisco nació en Colonia Tirolesa, una pequeña localidad que está ubicada a 27 kilómetros de Córdoba capital y cuenta con tan solo 5342 habitantes. Tiene 22 años y a raíz de su problema en el habla, pensó en quitarse la vida. "No quería salir de mi casa, no quería hablar con nadie y llegó un punto que no quería estar más en este mundo", confesó.

El joven trabaja para una cooperativa eléctrica desde hace cuatro años. Allí se encarga del stock, de la recepción y posterior entrega de los materiales eléctricos. Susana Frezzotti, su jefa, cuenta: "Así como canta con sentimiento, también es en su trabajo y en todo lo que hace. Es muy compañero, responsable y comprometido, con unos valores y sentimientos impresionantes".

Detrás del cantante, hay un pilar fundamental en su vida. Rocío, su novia, fue clave para que Francisco se anime a presentarse al casting. "Me impulso a venir, a que no me quede atrás", dijo, y reveló que serán padres en los próximos meses: "Mi sueño, además de ser cantante, es tener mi familia".

Todo lo que no puedo decir hablando lo digo cantando
"Mi sueño, además de ser cantante, siempre fue tener mi propia familia. Mi novia Rocío, fue la que me impulsó para ir a La Voz".

Benítez es consciente del impacto que causa en la gente su forma de cantar e interpretar las canciones. En la etapa de Batallas hizo Sin principio ni final a dúo con Lucas Oviedo y se impuso ante su compañero. Luego pasó a la etapa de Playoffs tras vencer a Josefina Arenas con su interpretación del tema Once mil. Y más tarde emocionaría con un tema de Juan Gabriel. "Sos mi cantante favorito. Eso es todo", dijo Lali en una de sus devoluciones. Montaner coincidió con sus compañeros al decir que "yo creo que la luz que irradia Francisco va a más allá de lo que todos podemos imaginar".

Además del llanto del jurado en cada gala en la que participa Francisco, el oriundo de Colonia Tirolesa vivió un momento movilizador en Flor de equipo, cuando fue convocado para una entrevista. Entre lágrimas, Florencia Peña le dijo: "Tenés el don de transmitir un sentimiento, de que se te vea el alma...". Timidamente, Fran contestó: "Es la única forma en la que puedo decir. Es algo que me calma y lo único que me hace bien, la parte en la que hablo bien. Yo sufrí depresión silenciosa. Era feo, no sabía qué hacer con mi vida. Lo único que quiero es calmar es todo lo que sufrí...",

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en