viernes 9 de diciembre de 2022
ACTUALIDAD | 09-12-2021 00:29

Julián Álvarez, la joyita de River Plate

Nació en Calchín, un pueblo de Córdoba con 3200 habitantes. Antes de probarse en El Millonario, “la Araña” pasó por ni más ni menos que el Real Madrid y por el eterno rival, Boca Juniors. Ahora, ya es pretendido por los clubes más importantes de Europa...

River Plate salió campeón de la Liga Profesional el pasado jueves 25 de noviembre, tras la apabullante victoria por 4-0 frente a Racing Club, ante un estadio Monumental colmado de hinchas. Y si bien el título lo logró todo el equipo, uno de los mayores responsables del campeonato fue Julián Álvarez, la joyita del club que, con 21 años es, por el momento, porque aún quedan dos fechas por disputarse, goleador del torneo con 17 tantos convertidos y seis asistencias.

Como no podía ser de otra manera, también marcó contra La Academia para que la tribuna se viniera abajo. “Siento alegría por el grupo, por la gente, por todo. Fue un año difícil y creo que es un premio al trabajo que vinimos haciendo todo este tiempo y muy contento porque se vieron los resultados. Siempre trato de escuchar para crecer y seguir sumando cosas”, expresó al finalizar el partido, sumamente alegre por su momento y el del equipo de Marcelo Gallardo.

Julián Álvarez, la joyita de River Plate
 Con Marcelo Gallardo.

Su historia:

Julián “la Araña” Álvarez nació un 31 de enero del 2000 en Calchín, un pueblito de Córdoba que solo tiene 3200 habitantes y está a 115 kilómetros de la capital. Su familia es clase media y allí todos tienen apodo, salvo Mariana, la mamá (que es maestra jardinera). Su papá es Gustavo, pero le dicen Polulo (era camionero) y sus dos hermanos, ambos mayores que Julián, son Turrón y Punchi. La revelación de River jugó en Club Atlético Calchín, a veces con la camiseta número 10, otras con la 9, pero siempre fue goleador. “Hacía entre 40 y 60 goles por año”, dicen en el pueblo.

En la escuela también era un crack: era el mejor promedio de su curso y en varias oportunidades fue abanderado. La secundaria la hizo en en el colegio IPEM 284 Sarmiento; allí cursó hasta que se fue al club de Núñez a los 15 años. “Muy callado, buena conducta, el mejor de su clase. Siempre iba a fútbol y acá, por supuesto, tenía Educación Física. En el pueblo es una locura generalizada, niños, jóvenes, adultos y mayores…todos estamos de fiesta”, relata Patricia, secretaria de la escuela.

Julián Álvarez, la joyita de River Plate
En la foto, sosteniendo la copa junto a Agustín Palavecino, quien también convirtió en la victoria frente a Racing que le dio el título a River.

El paso por el Real Madrid:

Todo comenzó cuando tenía 11 años: en ese entonces, Julián hacía la primaria en el Instituto Rivera Indarte de su pueblo rector deportivo del Atalaya, club también de Córdoba, y reclutador de talentos, lo contactó para llevárselo a Europa.

“El tema fue así: a Juli me lo marcó un árbitro que lo había dirigido. ‘Vos que andás siempre buscando, hay un pibe en Calchín que marca mucho la diferencia’, me dijo. Así que lo fui a ver. Hacía muchos goles por año”, revela y añade: “Entonces, por una relación que yo tenía con un director deportivo del Real Madrid me atreví a llevarlo allá. Y estuvo muy a la altura. Yo creo que si hubiera estado la misma reglamentación con la que Messi firmó en Barcelona, Julián habría fichado por el Real Madrid”.

Julián Álvarez, la joyita de River Plate
Con su familia: su mamá, Mariana, su papá, Gustavo y sus hermanos, apodados en el pueblo de Calchín como Turrón y Punchi.

En abril de 2011 Álvarez se subió al avión que lo trasladaría a la capital española: “Aquello del Real Madrid fue un poco loco, ja. Yo todavía jugaba en Calchín. Recuerdo que llegué y ese mismo día me dieron la 10 y me hicieron jugar un amistoso: ganamos y metí varios goles. Luego estuve en un torneo y fuimos campeones”, cuenta.

Pese a que encandiló a todos, sin residencia en España, sus padres se verían obligados a mudarse hacia Madrid, conseguir trabajo y afincarse hasta tanto el menor de la familia cumpliera 13 años y pudiera ser anotado no sin una beca incluida de 3.000 euros. Por lo tanto decidieron volver a Argentina, donde pasó por Boca, el eterno rival, y por Argentinos Juniors.

La cuestión es que a fines de 2015 llegó la prueba en River, donde quedó, y comenzó en enero de 2016: “Soy hincha de River y eso me dio fuerza para quedarme en la pensión”. Y lo que continuó es historia conocida... 

Julián Álvarez, la joyita de River Plate
Julián es pretendido por Barcelona, Real Madrid, Juventus y Fiorentina.

Cifras y el futuro:

De 2018 a este año, Julián jugó 69 partidos (al cierre de esta edición) y convirtió 28 goles en River Plate, de los cuales 17 pertenecen al actual torneo local. Si repasamos sus números en los 10 partidos jugados ante equipos grandes en este 2021, Álvarez participó directamente en 9 goles. En total, anotó 8 tantos y aportó una asistencia. En detalle, fueron 3 gritos ante Boca, 2 ante Racing y hat-trick ante San Lorenzo. Su cuenta pendiente fue El Rojo. Ahora, Barcelona, Real Madrid, Juventus y Fiorentina se interesan por el goleador. River solo lo va a dejar ir por los 20 millones de dólares de la cláusula de rescisión. ¡Crack!

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario