lunes 20 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD | 10-09-2021 08:36

La estrella de Jean Paul Belmondo se apagó para brillar en el cielo

"El feo más lindo del mundo", así lo llamaban, por su cara de boxeador y su eterna sonrisa seductora. Apodado Bébel, la última leyenda del cine francés -junto con su amigo Alain Delon, falleció en su casa de París a los 88 años. En 2001 había sufrido un ACV. "Estaba muy cansado", dijo su portavoz.

El actor Jean-Paul Belmondo falleció este lunes 6 a los 88 años y, con la muerte de este seductor con rostro de boxeador, Francia pierde a una de las últimas grandes estrellas populares. "Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente", anunció su abogado, Michel Godest. "Bébel" falleció en su casa en París, tras más de 80 películas a sus espaldas. "Tesoro nacional", "un rostro y una insolencia inimitables", "una leyenda francesa"... Las reacciones se sucedieron para despedir a uno de los últimos referentes, junto a Alain Delon y Brigitte Bardot, de una memorable generación.

La estrella de Jean Paul Belmondo se apagó para brillar en el cielo
Bébel, un eterno seductor.

"Estoy completamente devastado. Voy a intentar aguantar para no hacer lo mismo en cinco horas... No estaría mal que nos fuéramos los dos juntos. Es una parte de mi vida, empezamos juntos hace 60 años", dijo Delon, de 85 años.

La fama de Bébel, como lo apodaban, llegó de la mano de Jean-Luc Godard, director de la Nouvelle Vague, a cuyas órdenes daría vida a un cautivador delincuente en la icónica Sin aliento, 1960. "Venga a mi habitación, haremos una película y le daré 50.000 francos", le dijo entonces Godard a Belmondo, con quien se había cruzado en la calle. El intérprete no tenía aún 30 años. Después del éxito de la película, los realizadores "venían a mí", dijo Belmondo en 2016 en su libro Mil vidas valen más que una.

La estrella de Jean Paul Belmondo se apagó para brillar en el cielo
Con su amigo Alain Delon.

Belmondo actuó a las órdenes de los más reconocidos directores de la época, como Vittorio de Sica, François Truffaut, Claude Chabrol, Alain Resnais o Claude Lelouch. Y dejó la huella de un actor físico, amante de las peleas, cultivando gran dosis de humor, como en El cerebro, 1969.

Su físico de boxeador le valdría populares éxitos en El Hombre de Río, Le Magnifique, El profesional o As de ases. Pero hubo muchos más, como Pierrot el loco, o El imperio del león, por el que ganó un César al mejor actor.

La estrella de Jean Paul Belmondo se apagó para brillar en el cielo
Con Ursula Andrews, una de sus conquistas.

Sin embargo, un accidente cerebrovascular, en 2001, eclipsó su estrella y lo hizo desaparecer de la pantalla. El Festival de Cannes recompensó su carrera con una Palma de honor en 2011 y la Mostra de Venecia con un León de Oro un lustro más tarde.

Nacido el 9 de abril de 1933 en Neuilly sur-Seine, París, Belmondo se crio en una familia de artistas. Su padre, de origen italiano, era un reconocido escultor. Su vida amorosa alimentó la prensa del corazón. Tras el divorcio con su segunda esposa, la vedette Natty, mantuvo una relación con una exmodelo belga, de la que finalmente se separó en 2012.

La estrella de Jean Paul Belmondo se apagó para brillar en el cielo

Belmondo era padre de cuatro hijos: Patricia (fallecida trágicamente en un incendio), Florence, Paul y Stella, a quien tuvo a los 70 años. Al cierre de esta edición, Francia preparaba un gran homenaje.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en