martes 4 de agosto de 2020
ACTUALIDAD | 21-07-2020 10:33

María Fernanda Callejón: "Estamos vivos gracias a Dios"

La actriz, su marido Ricardo Diotto y la hija de ambos, Giovanna, de 4 años, se reponen del tremendo susto que vivieron al ser internados por intoxicación de monóxido de carbono.

María Fernanda Calléjón de 54 años, fue internada en la terapia intensiva del Sanatorio La Trinidad de San Isidro, junto con su marido, Ricardo Diotto de 42 años, y su hija, Giovanna, de 4 años, a raíz de una intoxicación con monóxido de carbono. Ya los tres de alta, la actriz, actual panelista de Polémica en el Bar explicó lo sucedido.

"Hace 20 días cambiamos la estufa tiro balanceado. Compramos una de otra marca, con salidas distintas, así que le avisamos al gasista y la instaló. Yo estaba en el living haciendo la tarea con Gio mientras colocaban la estufa cuando viene Ricky desde afuera y dice "chicas, acá hay humo" El gasista estaba ahí, pero finalmente terminó su trabajo y nos olvidamos de ese detalle". Recordemos que el monóxido de carbono no se percibe con los sentidos.

"Después de cenar, empecé a sentir un malestar estomacal, dolor de cabeza y palpitaciones, pero no lo vinculé con eso. Fuimos al cuarto, a ocho metros de donde está la estufa. Ricky también se sentía medio mal, me dijo ‘no se qué tenía la picada’. Cuando nos estamos por ir a dormir Gio se va a lavar los dientes y me dice ‘mamá, tengo gomito’. Ella le dice así… Quería vomitar. Pero no vomitó. Fue un hecho tan chiquito que no le dimos bola y nos fuimos a dormir.

Ricky no deja nunca la estufa prendida, pero esa noche sí. Antes de dormir cierro la puerta del cuarto y prendo el aire acondicionado suavecito. O sea que si no hubiese cerrado la puerta, no sé qué hubiese pasado (...). A la madrugada me levanto con sed. Ahí vuelvo a tener palpitaciones. Me acuesto de nuevo porque estaba como dormida.

Y me levanto con un codazo en la boca. ‘Mamá, tengo sed’, me dice mi hija. Yo estaba dormida, pensé que estaba soñando. Ricky no estaba. Lo llamo y me dice que se sentía mal. Y ahí Gio vomita: si no hubiese sido por ella... Pude reaccionar después de su vómito. Fue como una bendición. Ella sufre como un pequeño desmayo y ahí fue que nos dimos cuenta”, explicó.

No recuerdan bien cómo, pero Fernanda y Ricky se subieron al auto con la nena y fueron hasta el sanatorio. “Me doy cuenta cuando me sacan sangre y me dicen que tengo monóxido de carbono. Quiero aprovechar para decir que mi hija nunca entró en estado crítico. Sí estuvimos en una zona de terapia intensiva por protocolo.

Ella se asustó mucho cuando le sacaron sangre, pero después ya fue todo ‘la vida es bella’. Nunca nos sacaron las máscaras de oxígeno, entonces te va bajando… Nos dieron agua y nos llevaron a la cámara hiperbárica. Y de ahí nos trasladaron a La Trinidad de Capital". Muy emocionada, la actriz aseguró que "si no fuera por nuestra heroína, no la contábamos,,,"

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario