miércoles 5 de octubre de 2022
ACTUALIDAD | 11-03-2022 08:18

María Valenzuela: "¡Sigan fomentando la mentira para vender más!"

En medio de versiones sobre su estado de salud, la actriz decidió expresarse para aclarar su situación y fue contundente con un posteo en su cuenta de Instagram dedicado a sus tres hijos. "No comulgo con la hipocresía", dijo. Mientras tanto, disfruta del éxito de Eva y Victoria, obra que protagonizó todo el verano junto a Sabrina Carballo en el Teatro Provincial de Mar del Plata y en el Multiescena, en calle Corrientes, donde sigue en cartelera.

Afines de 2021, María Valenzuela de 65 años recibió un sinfín de comentarios negativos acerca de su delgadez y su apariencia física. En ese entonces, había expresado de manera contundente en sus redes sociales: "No hablen más de si estoy flaca, demacrada o enferma. No quiero seguir bloqueando gente, gracias".

Nuevamente, las críticas sobre su cuerpo aparecieron en internet la semana pasada y la actriz se hartó de las especulaciones sobre su estado de salud. "Frase que me gusta: ‘No comulgo con la hipocresía’", escribió en su cuenta de Instagram. Lejos de dejar que se continúe sacando conclusiones al respecto, fue ella misma quien salió a aclararlo y a despejar dudas. “Publicaron que mi entorno está preocupado por mi estado de ánimo. ¿What? (“¿Qué?”, traducido al español)”, se mostró sorprendida y arremetió contra aquellos que dieron la información: “¡Sigan fomentando la mentira para vender más!".

María Valenzuela:
Aquí, en la piel de Victoria Ocampo para la obra Eva y Victoria, dirigida por Manuel González Gil.

En tanto, mencionó las cuentas oficiales de Instagram de sus tres hijos Malena, Juan y Julián, y les aseguró: “¡Este medio no da para más!”. Y cerró la publicación con el emoji de una persona vomitando. Quien se expresó sobre el tema fue su hija de 39 años. De manera breve, pero contundente, dijo a la prensa: "Mi mamá está bien, no es verdad lo que se publicó. Besos".

Lejos de estar mal de ánimo, ni encerrada en su departamento -como han dicho las versiones-, la artista atraviesa un gran momento personal y laboral, en medio de un verano cargado de proyectos. Por caso, obtuvo tres nominaciones en los Premios Estrella de Mar 2022, de las cuales una fue como una de las mejores actrices de drama.

Mariquita se encuentra haciendo junto a Sabrina Carballo la obra teatral Eva y Victoria, que recrea una reunión entre Victoria Ocampo y Eva Perón, que se realiza en simultáneo en CABA y en Mar del Plata. Los miércoles y jueves se sube al escenario en el Teatro Provincial en La Feliz, y los sábados y domingos está en el Teatro Multiescena de la calle Corrientes.

"Ponernos en la piel de esas mujeres icónicas da placer, es subir y jugar. Y además saber que la gente que está sentada en la platea sacó la entrada para venir a verte, me honra y me enorgullece", comenta. A lo largo de toda su carrera, el prejuicio sobre su salud mental siempre estuvo presente. En ese sentido, la actriz reflexiona: "Se critica, la gente es muy opinóloga de todo. Qué sé yo, internarte es decir que estás loca y yo no estaba loca, yo estaba deprimida nomás. El 'está loca', 'derrapó', esas cosas horribles que dicen, y que no tienen conciencia porque nunca pasaron una depresión".

María Valenzuela:
La hija de María publicó una revista para informar sobre los síntomas de un accidente cerebrovascular.

Uno de los momentos más difíciles de su vida fue cuando su única hija sufrió un accidente cerebrovascular cuando tenía 18 años, algo que impactó no solo en su vida, sino también en la de su marido, Juan Carlos "Pichuqui" Mendizábal, fallecido en 2012, y en la de sus dos hijos.

Yo estuve internada por un tema de depresión en 2016 y, como a los dos meses pedí salir con mi hija a hacer un trámite. Dije: 'Me quiero hacer el Ave Fénix', me lo tatué y volví a la clínica. Lo tengo del lado del corazón, que está con muchos agujeritos. Entonces el Ave Fénix ayuda de alguna manera a ese corazón a resurgir de las cenizas y a seguir adelante. Les pedí a mis hijos que me internaran porque estaba con ataques de pánico", confiesa. Y dice que gran parte de esos "agujeritos" se ocasionaron por el diágnóstico de salud de su hija. "El haber sufrido una experiencia tan traumática como que te digan que tu hija tiene el 1,5% de probabilidades de vida es muy duro", concluye.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario