lunes 20 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD | 30-08-2021 11:37

Mercedes Morán: "Con personajes como la pastora Elena es muy fácil caer en la parodia"

La actriz interpreta a la esposa de Diego Peretti (el pastor Emilio) en la exitosa serie de Netflix, y se luce. "Lo único que sabía del mundo de los pastores era por verlos al final de la transmisión, en la tele", comenta quien, además, espera el estreno de Maradona, sueño bendito, de Amazon, donde es Doña Tota.

Qué gran personaje le tocó interpretar a Mercedes Morán de 65 años en la serie El Reino, de Netflix. Una conservadora pastora evangélica con muchos secretos que cautiva en el thriller político coescrito por Marcelo Piñeyro y Claudia Piñeiro y que en su opinión “tiene un carácter universal que habla del poder y de los fundamentalismos”.

La actriz encarna a Elena, la esposa del pastor Emilio Vázquez Pena (Diego Peretti), quien cuando inicia el primero de los 8 episodios es un candidato a vicepresidente de la república y cuyo compañero de fórmula es asesinado durante el acto de cierre de campaña. Y ella es la verdadera líder detrás de la Iglesia de la Luz, la iglesia evangélica y empresa familiar.

La pastora Elena no quiere que su marido, el pastor Emilio (un genial Diego Peretti) acepte ser candidato a presidente...
Esa mirada...

No conocía nada, salvo lo que vemos en el final de transmisión en todos los canales, a los pastores”, dice Morán sobre su saber previo sobre el mundo de la religión evangélica. “Nunca me detuve mucho. Pero empecé a informarme, a averiguar un poco más, me enteré de que había distintas corrientes dentro de los evangelistas. En este caso se trata de una línea muy conservadora y fundamentalista”, añadió quien con El Reino suma su tercer proyecto para plataformas de streaming en poco tiempo (es Tota, la mamá de Maradona en la venidera Maradona, sueño bendito, y coprotagonista de Iosi, el espía arrepentido, ambas de Amazon).

"Elena es una mujer comandada por un mandato familiar. Su padre era pastor así que ella tiene que ponerse al frente de su familia y de su iglesia, que son más o menos la misma cosa, y tiene que echar mano de una capacidad de negación importante para sobrellevar algunas cuestiones que no responden a su tabla de valores, pero que no está dispuesta a revisar. Creo que el precio que paga Elena por este rigor y esto tan estructurado que tiene es muy alto, y a pesar suyo, se entera de que su marido está por ingresar en el mundo de la política donde hay una cantidad de suprapoderes con los que se va tener que enfrentar, y no quiere".

La pastora Elena no quiere que su marido, el pastor Emilio (un genial Diego Peretti) acepte ser candidato a presidente...
"Estos pastores son muy histriónicos. En eso creo que el mundo de los políticos y el de los pastores compatibilizan. Hay un gran histrionismo, necesario para llegar con el mensaje".

Sobre la icónica escena en que contradice a su marido en la misa y dice estar escuchando a Cristo, explica: "Fue difícil porque toda la imaginería que tenemos construida de ese tipo de actos de los pastores es que son muy histriónicos, como los políticos... Hay un gran histrionismo necesario para llegar con el mensaje. Fue una de mis escenas más temidas, porque ahí ella se entera de la decisión que tomó su marido que contradice el acuerdo que acababan de establecer, y lo hace frente a sus fieles, y transgrede, se sube al estrado y hace un 'acting' muy histriónico y premeditado porque sabe el daño que la política puede hacer en sus vidas. Como actriz me resultaba difícil no hacer de esto una cosa muy paródica; es un límite muy delicado, porque es tal el número que montan, que se corre ese riesgo. Le pedí al director que me dejara improvisarla de alguna manera", concluye Marcedes.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en