sábado 12 de junio de 2021
ACTUALIDAD | 21-05-2021 09:16

Nadia Podoroska: La tenista rosarina que eliminó a una exnúmero uno del mundo

El 12 de mayo, la joven de 24 años logró una verdadera hazaña al derrotar a Serena Williams, una de las mejores tenistas de la historia. El año pasado había llegado a semifinales de Roland Garros y escaló 200 puestos en el ranking.

Nadia Podoroska de 24 años nació para jugar al tenis. La rosarina descendiente de ucranianos empezó a practicar el deporte a los cinco años, alentada por su padre Marcelo y su madre Irene, ambos farmacéuticos. Dio sus primeros golpes con la raqueta en el Club Atlético Fisherton, cuna de talentos ya que allí Luciana Aymar jugó al hockey sobre cesped.

Poco tardó “La Rusa” en sobresalir en el deporte. Con tan solo 14 años y 9 meses ingresó al ranking nacional y se consagró como la segunda argentina más joven en hacerlo, solo superada por la gran Gabriela Sabatini, quien lo logró a los 14 años y 5 meses. Y a quien admira. "Ella me inspira", dice siempre. 

Sin dudas, el año que marcó un antes y un después en la carrera de Nadia fue el 2020.

A los 19, cuando se encontraba en el puesto 191 del ranking mundial femenino sufrió distintas lesiones en la mano derecha, en la espalda y la cadera, por lo que se vio obligada a estar alejada de las canchas por ocho meses. Ya recuperada y con la ayuda económica de sus entrenadores Juan Pablo Guzmán y Emiliano Redondi, Podoroska se mudó a España para estar más cerca de las sedes del circuito.

Las proezas deportivas que alcanzaría en 2020 tuvieron sus cimientos un año antes, cuando en los Juegos Panamericanos celebrados en Lima se consagró medalla dorada en la categoría de singles femenino. El gran rendimiento en esa competición le valió una beca del Ente Nacional de Alto Rendimiento (ENARD) por “excelencia panamericana”, lo que significó un gran alivio para su situación económica.

Sin dudas, el año que marcó un antes y un después en la carrera de Nadia fue el 2020.
Gaby Sabatini, su ídola, la sorprendió en febrero de 2020 en una nota. "Ella me inspira", dice Nadia.

Sin dudas, el año que marcó un antes y un después en la carrera de Nadia fue el 2020. La tenista argentina tuvo un excelente paso por el torneo Grand Slam de Roland Garros tras llegar a semifinales. Ya en cuartos de final la deportista había hecho historia ya que hacía 16 años que una argentina no llegaba a esas instancias en esa clase de torneos. La anterior había sido Paola Suárez en Wimbledon 2004. De este modo, La Rusa pasó de la posición 255 del ranking WTA a la 44.

Nadia cuenta que desde hace un año realiza un trabajo mental que la ayuda a lidiar con las presiones constantes en los deportistas de élite. Se trata de un método basado en dos pilares: la neurociencia y el bompuzen, una técnica de la filosofía oriental zen pero sin la parte religiosa. El encargado de transmitirle su conocimiento es el coach mental Pedro Merani.

Sin dudas, el año que marcó un antes y un después en la carrera de Nadia fue el 2020.
Su última gran victoria, el 12 de mayo cuando le ganó a la estadounidense Serena Williams en la ronda de 32avos de final del Master de Roma, quien dijo de Nadia: "Tiene un buen juego. Es muy consistente”.

Es un aspecto que yo nunca había trabajado: no está relacionado a la psicología sino que es más un entrenamiento mental para la competencia. Tiene ejercicios diarios de meditación, relajación, visualización. Es un proceso de autoconocimiento”, cuenta Nadia.

En las últimas semanas, la joven prodigio logró otra hazaña al eliminar en la ronda de 32avos de final del Master de Roma a la exnúmero 1 (actual 8) del ranking, Serena Williams. Tras la victoria más resonante de su carrera, “La Peque” quedó ubicada en el puesto 41 con la ilusión de seguir logrando grandes triunfos que le permitan levantar trofeos.

 

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en