sábado 23 de octubre de 2021
ACTUALIDAD | 17-09-2021 08:25

Phil Collins: "Ya no puedo ni sostener los palillos de la batería"

El músico británico de 70 años confirmó que se suma al anunciado regreso de su icónica banda Genesis con la gira The Last Domino Tour, pero explicó que su enfermedad ya no le permite ni siquiera agarrar las baquetas de su instrumento, por lo que su lugar en la batería lo ocupará su hijo Nic. "Es muy frustrante".

El músico, compositor y cantante Phil Collins de 70 años tiene la intención de regresar al escenario y dar la vuelta al mundo brindando conciertos, como lo hizo durante tantos años. Quiere volver al ruedo, pero no será fácil ya que sus problemas de salud lo están afectando seriamente y apenas puede sostener los palillos de la batería.

El músico británico está decidido a volver a actuar con el legendario grupo Genesis, con el que piensa en salir de gira pero, por ahora, tiene que cantar sentado, según admitió en una entrevista con la cadena BBC.

Collins dijo que es "muy frustrante" tener problemas físicos porque le gustaría tocar con su hijo, Nic, pero "apenas puedo sostener los palillos con esta mano. Hay problemas físicos que me lo impiden".

El artista se ve obligado a cantar sentado a causa de sus problemas en la espalda, por lo que su hijo tocará la batería. "Ya no estoy para hacer giras", afirmó.

Phil años atrás, ahora, en su lugar, la batería durante esta nueva gira de Genesis, lo ocupará su hijo Nicholas
La banda Genesis.

Retiro postergado y divorcio:

Si bien Collins había anunciado por primera vez su retiro hace 20 años, el grupo decidió unirse en este 2021, luego de una separación de 14 años. Las actuaciones de Genesis empezarán en octubre en el centro O2 de Londres, tras postergarse por la pandemia. En 2009, el músico tuvo que someterse a una cirugía de espalda y más tarde, en 2015, pasó de nuevo por el quirófano para otra cirugía, que afectó a sus nervios. También había tenido incidentes de caídas y accidentes por el poco control que tiene de su cuerpo.

Collins sufre de calcificación en sus vértebras y de serios problemas con los nervios de los codos, por lo que su hijo Nicholas es quien tomó la posta en la batería, en esta vuelta de Génesis. Pero además, en sus memorias publicadas en 2016, el músico contó que había sido alcohólico y que también estaba perdiendo la audición. A eso se suma una voz cada vez más débil para poder cantar.

En lo íntimo, Phill vive las consecuencias de un divorcio escandaloso y millonario de su exmujer, Orianne Cevey, una diseñadora de joyas suiza a quien conoció en 1994, cuando ella trabajó como su traductora en una gira por Suiza. Ella tenía 21 años y él 43, se enamoraron, se casaron en 1999 y tuvieron dos hijos (Nicholas y la hoy famosa actirz Lily Collins). Sin embargo, la relación fue siempre complicada.

Phil años atrás, ahora, en su lugar, la batería durante esta nueva gira de Genesis, lo ocupará su hijo Nicholas
Génesis se separó en 1998. Sin embargo, en 2007 realizaron una exitosa gira de conciertos por Europa y los Estados Unidos. Este año regresan al ruedo con un tour.

En 2008, se divorciaron y ella se quedó con 25 millones de libras. Luego del divorcio, Orianne se casó con un banquero pero, en 2016, Collins y Cevey volvieron a estar juntos. Hasta que hace un año, la diseñadora abandonó al músico y se casó en secreto con un empresario, en Las Vegas. Y el año pasado ella se atrincheró en la casa de Miami que, hasta entonces, había compartido con el músico, esta vez con su nueva pareja. Y acusó a Collins de lavarse los dientes solo una vez al año, tener malos hábitos de higiene y ser casi un ermitaño, para poder quedarse con la mansión valuada en 33 millones de dólares.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en