martes 24 de noviembre de 2020
PERSONAJES | 20-10-2020 10:30

El príncipe William no es lo que parece

El escritor Robert Lacey lanzó su libro Battle of brothers, donde lo describe como "irascible, violento y alcohólico". Otro escándalo para la corona.

Mientras esta semana vimos al príncipe William junto a actores, celebridades y el propio Papa Francisco en el evento virtual de las charlas TED denominado Countdown, que tuvo como propósito concientizar sobre el cambio climático, hay otro tema que lo puso en la tapa de todos los medios.

Es que la figura del príncipe de Inglaterra siempre ha parecido ser de lo más honesta, demostrando ser un buen ciudadano y preocupándose por los problemas que atañen a su país y al mundo, como la pandemia del coronavirus y el cambio climático.

Sin embargo, Robert Lacey, asesor de la serie The Crown, asegura que el mayor de los hijos de Carlos de Inglaterra y Lady Di no es como todos piensan.

Lacey, en su flamante libro Battle of Brothers: William and Harry -The inside story of a family in tumult describe el comportamiento de estos dos hermanos de la Familia Real desde prácticamente su nacimiento, además de incluir anécdotas con mil y un detalles de los príncipes.

William no es tan, tan santito...
El libro Battle of Brothers: William and Harry -The inside story of a family in tumult, Robert Lacey

También hay una anécdota acerca de la polémica entrevista que le concedió Lady Di a Martin Bashir, periodista de la BBC, donde Diana daba a entender que su matrimonio estaba formado por tres personas -incluyendo a Su amante James Hewitt.

Aquellas declaraciones provocaron que Guillermo se sintiese traicionado por su madre: "Se desató el infierno.  Estaba muy furioso: que si había hablado mal de su padre, que si había mencionado a Hewitt... Comenzó a gritar y a llorar, y cuando ella trató de abrazarlo, él la empujó.

Al día siguiente, Guillermo se disculpó con Diana por su mal genio y le regaló un ramo de flores. Pero ella sintió que se había hecho un daño irreparable", cuenta Lacey.

No sería el único ataque de ira que se vería en Guillermo: "Había estallado en uno de los consabidos ataques de ira que, de vez en vez, marcarían su adolescencia y su etapa adulta", apuntaba Lacey en su adelanto del libro que acaba de salir a la venta.

El autor se remontaba a 2005, año en el que Carlos de Inglaterra se casó con Camila Parker Bowles. Precisamente, la duquesa de Cornualles había hecho saber a su círculo íntimo que ya había sido testigo de un ataque de ira del príncipe.

"Según ella, las disputas habrían sido estremecedoras, con Guillermo sin parar de gritar y Carlos sometiéndose dócilmente. En el reino de Guillermo, todo tenía que ser perfecto. Si su propio padre no lograba estar a la altura a ojos de su primogénito, este desencadenaba su furia", cuenta el autor.

Lacey también narra otro de los episodios donde se aprecia su ira cuando en 2017, en el 20 aniversario de la muerte de su madre, Guillermo acudió a la proyección del documental Diana, our mother, de la cadena ITV. Sus asesores le aconsejaron que hablase bien de su padre y de la educación que recibió con Harry. Pero él optó por
dejar mal parado a su padre. 

A ello, añade Lacey también que la persona responsable de la mala vida que llevó el príncipe Harry durante varios años es el propio Guillermo. Un momento en el que se acercó al alcohol y las drogas. El autor también le hace responsable de acudir a una fiesta de disfraces con uno de los que más ha dado que hablar: de oficial nazi.

Por último, cuestiona aun más el papel de Guillermo como hermano, pues cuando Harry se encontraba en su peor momento, Guillermo, duque de Cambridge, lo abandonó a su suerte.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario