martes 24 de noviembre de 2020
PERSONAJES | 06-11-2020 07:50

Ángela Torres: "Soy mala influencer"

La cantante y actriz lanzó Flotando, adelanto de su próximo disco. Recuerda algunos momentos de su carrera en los que la pasó muy mal por bullying y exigencias del medio, como cuando estuvo en el Bailando, y dice que no está pendiente de las redes.

La talentosa Ángela Torres de 22 años siempre dice que aprendió a cantar antes que a hablar. Y como para que así no fuera, teniendo como abuela a la inolvidable Lolita Torres y por ende, como tío a Diego Torres.

Como todos saben, Ángela es hija de la actriz Gloria Carrá (sí, definitivamente lleva el canto y la actuación en la sangre) y Marcelo Torres, hermano de Diego. No podría haber sido otra cosa más que puro talento. Y las adolescentes la aman mucho antes de su tira Simona en El Trece.

Flotando, su nuevo video, la convirtió en trending topic en segundos apenas salió, pero ella dice: "Debería estar más pendiente de las redes pero soy mala influencer. Como estoy muy curtida con las críticas desde chica, solo presto atención a las cosas lindas. Con las otras, me divierto con mis amigas. Es gracioso lo que los otros imaginan de uno", le dijo a Marcela Coronel en Mucha Radio 89.1.

La actriz y cantante recordó varios episodios en los que la pasó mal en el medio artístico. "A los 15 o 16 años me pidieron que adelgazara para protagonizar una obra. Y obedecí. Fue horrible, sufrí una una angustia mal. No lo consulté con mi mamá porque siempre fui muy independiente y aunque vivía con ella, no nos llevábamos tan bien.

Igual en ese momento ella tampoco hubiera entendido que eso estaba mal. Son conceptos de una época que ya pasó: para cambiar eso también militamos. Hubo un cambio muy grande, abrimos la cabeza y al mirarse uno y mirar alrededor salta que estaban mal cosas que eran tomadas como naturales", afirmó.

Sobre el Bailando, donde participó hace cinco años, dijo que "no es un buen recuerdo. Fue lo más fuerte que tuve que atravesar en mi carrera. Era menor de edad y esperaba que hubiera un cuidado especial, pero no lo hubo ni de la producción ni de lo que se arma alrededor de ese programa. No la pasé nada bien, no lo pude disfrutar, me sentí muy atacada. Recibía muchísima agresión, me amenazaban de muerte, se metían con mi cuerpo. Se me desestabilizó el corazón".

Torres contó que cuando la eliminaron, se sintió "libre". También, que sigue en pareja con el novio que tenía en esa época. "Somos una pareja abierta", dijo. Y que está trabajando en un gran proyecto como actriz pero que no puede dar más detalles.

"Aprendí a cantar antes que a hablar", dijo la cantante y contó cómo fue cambiando su relación con su abuela, Lolita: "Ella se murió cuando yo era muy chiquita, pero desde que empecé a laburar me hablaban de ella en los sets y en la calle. A medida que fui creciendo fui flasheando más con su carrera, su ángel y talento. Cada vez admiro más su legado, es un ejemplo para mí".

Con un sonido cercano al indie rock y europeo a la vez, Ángela presentó Flotando, una de sus nuevas canciones que estará incluida en La niña de fuego, material próximo de Warner.

Después de sorprender con Aló y con Guapo, llega el turno de Flotando, donde Ángela se sumerge en un trip psicodélico. Como el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas, en el video participa su amigo Tomás Wicz quien alimenta ese constante ir y venir de Ángela de situaciones normales a lugares extraños.

El alrededor se distorsiona y reina la confusión. ¿Se trata de un mal viaje? ¿Todo el mundo está loco? Entre terrazas impresionantes, caídas por el universo y misteriosos rincones, Ángela ofrece una vez más su brillante abanico de expresiones -de la sorpresa al miedo, de la incertidumbre a las risotadas-, en un video dirigido por Lucía Lalor y José Fogwill, producido por MOLE. La producción ejecutiva es de Facu Schedan y la producción general de Peter Ehrlich y Manuel Waldman.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario