miércoles 28 de septiembre de 2022
PERSONAJES | 04-12-2020 07:54

Damián Betular: "No me pesa la soledad, el amor ya llegará"

El jurado de Masterchef Celebrity, nació en Dolores hace 38 años, y allí, de niño, veía cocinar a su mamá, que le pedía que le anotara los ingredientes que daban en las recetas de la tele. Hoy es, según sus colegas, "el mejor de la Argentina en el mundo de la pastelería".

Cada noche lo vemos en Masterchef Celebrity, Telefe, pero poco se sabe de él, de modo que aquí te vaso a contar algo sobre el enigmático chef Damián Betular.

Betular tiene 38 años y jura que está solito y solo, es decir, no tiene pareja, pero no se queja, al contrario. Dice que no le pesa la soledad y que disfruta su casa y jamás se aburre. “La realidad es que no tengo tiempo de aburrirme porque, como digo siempre, yo estoy casado con mi trabajo", explica. y agrega: "No voy a negar que me gustaría enamorarme, pero todo llega cuando debe llegar. Por eso no busco una pareja pero estoy abierto a conocer a alguien interesante en cualquier momento y lugar”.

No me pesa la soledad, el amor ya llegará
Con sus colegas de Masterchef Celebrity, Germán Martitegui y Donato De Santis

Si bien al lado de Germán Martitegui y Donato DeSantis pueda aparecer como "el menos conocido", Damián ha encantado los paladares de celebrities como Mick Jagger, Scarlett Johanson, Wills Smith, Barack y Michelle Obama y Donald y Melania Trump, entre otros. Todos los nombrados se alojaron en el Palacio Duahu del Park Hyatt Hotel, donde las manos de Betular manejan toda la cocina. "El mejor del país en el mundo de la pastelería", lo definen sus colegas.

Nacido en Dolores, a mitad de camino entre Buenos Aires y Mar del Plata, sus habitantes no dan más de orgullo cuando cuentan que allí, en esas tierras, nació el mejor pastelero de la Argentina. Y fue en su casa de Dolores donde, de niño, empezó a escuchar de postres, tortas, dulces y recetas. Su mamá horneaba todas las mañanas, y a la tarde le pedía que anotara los ingredientes que daban en Utilísima. Así, tomando nota a mano porque no se podía grabar como ahora, aprendió que con las comidas hay que ser veloz y preciso, algo que exige a rajatabla como jurado del reality.

De chico dijo que quería ser ingeniero. Entonces lo anotaron en un colegio industrial. Las excelentes notas que lograba parecían darle la razón. Incluso, se recibió en 5 años en vez de hacerlo en 6. Era un alumno prodigio. Tampoco sorprendió que un día dijera "me voy a Buenos Aires, pero a estudiar gastronomía": Ya había demostrado que le sobraba buena mano.

No me pesa la soledad, el amor ya llegará

Se anotó en el IGA, Instituto Gastronómico Argentino, y no tardó en llamar la atención de los profesores. Al poco tiempo ya estaba trabajando en el restaurante Sucre como cocinero. Un día, se cruzó con Pamela Villar, con quien mucho después sería compañero en Bake Off. "Vos sos pastelero, tenés que venir conmigo" le dijo. Y de ahí, todo fue ascenso...

Viajó por algunos lugares para adquirir nuevos conocimientos (Londres, Nueva York, Japón, México, Estados Unidos, Colombia, Brasil, Chile) y en el Palacio Duahu, el hotel más exclusivo den Buenos Aires, se consagró.

Su primer contacto con los medios no lo tuvo en la tele, sino en la radio: fue columnista culinario de un programa de radio. Fue jurado de Masterchef y después de Bake Off. Y ahora brilla en Masterchef Celebrity. "Esos programas me encantan. Me encantan para verlos y también para trabajar en él" asegura.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario