sábado 17 de abril de 2021
PERSONAJES | 17-03-2021 11:32

Don Johnson: El descontrolado galán de división Miami

Todo un seductor en la década del 80, el actor tuvo una vida agitada, llena de excesos y amores. Se animó a probar suerte como cantante, y hoy sigue en la televisión con una nueva comedia.

El sex symbol de División Miami ya cumplió 71 años y ha tenido una vida de película. Se casó cinco veces (dos veces con la actriz Melanie Griffith), tuvo cinco hijos, uno de ellos es la famosa Dakota, protagonista de las Cincuenta sombras de Gray, y tiene una estrella con su nombre en el paseo de la fama de Hollywood. A Don Johnson no le queda nada por cumplir... y sigue en carrera e igual de guapo.

Actualmente participa con un personaje secundario en la serie norteamericana Kenan, con buenas críticas, y en la que muestra una nueva faceta actoral dentro de una comedia. Allí le da vida al suegro de Kenan, presentador de un programa televisivo de gran audiencia, que tiene que hacerse cargo en solitario de sus hijas, tras la muerte de su esposa.

A los 71 años, Don sigue siendo todo un galán.
Actualmente participa con un personaje secundario en la serie norteamericana Kenan.

Delincuente adolescente:

Don nació en Flat Creek, Misuri, Estados Unidos. Soñaba con ser jugador profesional de bowling mientras se divertía con sus amigos robando autos. La primera vez que lo detuvo la Policía tenía solo 12 años.

“Me siento igual que siempre. De 16 años y revoltoso”, así decía Johnson cuando cumplió los 70 años. En aquella entrevista con The Guardian confesó que en un momento creyó que no pasaría los 30 años.

El chico “revoltoso” muy pronto se sintió atraído por el mundo de la actuación y desde sus épocas de estudiante se fue adentrando en el mundo del teatro. Debutó en Hollywood en 1973 con la película El experimento Harrad, que significaría un antes y después no sólo en su vida laboral, sino también en la sentimental.

A los 71 años, Don sigue siendo todo un galán.
En División Miami, donde interpretaba a Sonny Crockett, vivió su momento de gloria.

Pero la fama le llegó de la mano de la serie División Miami, en la que interpretaba a Sonny Crockett, un detective que vivía en un barco y tenía un cocodrilo de mascota. Gracias a este trabajo ganó el Globo de Oro en 1986, el único en su carrera. El programa marcó una época, duró seis años y tuvo más de 100 episodios. En ese momento se convirtió en uno de los hombres más deseados de Hollywood.

Versatilidad:

En la década de 1990 protagonizó la serie Nash Bridges. Entre sus más recientes películas se encuentran Vault y Puñales por la espalda y la serie Watchmen. En su carrera también trabajó como productor. Como músico, sacó dos discos, Heartbeat en 1986 y Let It Roll en 1989. Además cantó a dúo el tema Till I loved you con Barbra Streisand, con quien tuvo un breve romance. Cinco matrimonios, cinco hijos.

Durante el rodaje de la película El experimento Harrad Don conoció a Melanie Griffith. Él tenía 22 años, y ella, 14. Melanie no formaba parte del filme, sino que su madre, la famosa Tippi Hedren, a veces la llevaba al set de filmación. Se enamoraron enseguida. Y así fue que Griffith se sumó al descontrolado estilo de vida del actor, en el que no faltaban las drogas y el alcohol.

Don ya había estado casado en un par de ocasiones, sin embargo, cuando la actriz cumplió mayoría de edad, contrajeron matrimonio. La unión duró sólo seis meses.

A los 71 años, Don sigue siendo todo un galán.
Don junto a Melanie Griffith y la hija que tienen en común, Dakota Johnson.

Entre 1981 y 1988 vivió con la actriz Patti D’Arbanville, con quien tuvo a su primer hijo. En 1989, Melanie y Don retomaron la relación y se casaron. Estuvieron juntos siete años y fueron padres de la bella Dakota. En 1999 Johnson conoció a Kelley Phleger, una maestra con la que lleva 20 años casado y con la que tiene tres hijos.

El actor ha dejado en claro que no se arrepiente de nada. “Antes llegabas a los 60 y se acabó. Pero hoy la gente se hace mayor y se dice que está en este mundo para aprovechar el tiempo, que no tiene sentido irte de él arrepintiéndote de no haber probado esto o lo otro. Una cosa es clara: nadie se va de este mundo diciendo arrepentido: ‘Hice el amor demasiadas veces'”. Un seductor nato al que, a pesar de los excesos, el tiempo le ha sentado muy bien.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en