martes 24 de noviembre de 2020
PERSONAJES | 29-10-2020 11:15

El argentino que cautiva a los chinos en redes y Tv

Brian González, de Buenos Aires, habla y escribe perfecto mandarín desde su adolescencia. Tiene 29 años y vive en Beijing hace diez. Hoy es estrella de uno de los ciclos de televisión más vistos por los jóvenes. Fue traductor de Messi.

Cuando en su adolescencia decidió aprender el idioma chino mandarín, Brian González, un joven argentino de 29 años, no imaginó convertirse en un importante influencer con millones de seguidores en China ni en uno de los puentes que hoy hacen posible el intercambio cultural entre los dos países.

Oriundo de San Vicente, localidad del suroeste de la provincia de Buenos Aires, Brian ganó popularidad en el país asiático participando en importantes programas de televisión y acumulando más de 2 millones de seguidores en redes sociales como Weibo y Bilibili. Dado su perfecto manejo del mandarín, ha logrado mostrar lo mejor de Argentina a un público chino ávido por conocer otras culturas.

El argentino que cautiva a los chinos en redes y Tv

"Cuando tenía 15 años empecé a estudiar en un instituto en la ciudad de Buenos Aires y me encantó desde el primer  momento. Gracias a que tenía una profesora muy buena y que a mí me gustaba el idioma, logré un buen nivel y eso me permitió viajar a China", cuenta Brian, paseando por Puerto Madero.

Conocido en China por su nombre artístico Gong Biyang o Yang Yang, Brian participó en eventos diplomáticos y fue el traductor del futbolista argentino Lionel Messi. "Fue cuando Messi fue a China, que hice conducción y traducción de lo que él tenía que presentar.

En ese momento me dijeron que Messi era una persona muy tímida, que no lo tratara como héroe o ídolo porque se iba a cohibir, así que se ve que lo hice sentir cómodo, le hice chistes, como que su esposa era más famosa que él en China, y se reía", cuenta.

Su mayor acercamiento al país asiático se inició tras ganar a los 15 años el concurso Puente Chino en el Centro Universitario de Idiomas (CUI) de la Universidad de Buenos Aires, lo cual le permitió optar, tres años después, a una beca para estudios de filología china en la Universidad de Estudios Internacionales de Beijing (BISU).

Luego, logró concluir una maestría en Comercio Exterior por la misma universidad y en medio de sus estudios y por casualidad comenzó a incursionar en medios de comunicación chinos.

"No me imaginaba que iba a poder estar en los medios y que iba a tener seguidores, fue porque el canal de televisión estaba planeando hacer un programa con extranjeros y buscaban gente de distintas universidades, entonces llegaron a la mía, hice la entrevista, quedé seleccionado y así empecé", relata. "Eso fue hace cinco años, y en este tiempo el rumbo de mi vida cambió por completo.

Lo que me pareció muy importante fue poder presentar lo que es mi país, porque no se conoce mucho, lo que generalmente piensan los chinos sobre Argentina es el fútbol, quizás los langostinos, la carne y el tango, pero más allá de eso no se sabe de nuestra historia y cultura", continúa.

Pese a la pandemia de coronavirus que lo obligó a permanecer en Argentina temporalmente, Brian es parte de los panelistas del programa Informal Talks, de Hubei Tv, dirigido a jóvenes y universitarios de China. El creador de contenidos digitales cautivó la atención de muchos chinos al aparecer en uno de sus principales programas usando un poncho y una bombacha de campo, vestimenta tradicional de los gauchos en Sudamérica. "Creo que fui la primera persona que lo hizo allá, y lo que más me impactó fue que les encantó", expresa.

Para Brian, dominar el idioma chino le ha permitido no solo aproximarse a otra cultura sino a un "país inmenso, otro mundo, y un mercado gigante del otro lado del planeta".

"Si tenés las ganas, la fuerza y la consistencia suficiente, en China quizás hay una puerta más y una posibilidad más. Nuestros países se llevan muy bien con China y no hay que hacer caso a los prejuicios de que es un país muy lejano o que es complicado, el dato está en tranquilizarse, aprender de a poco, estar abiertos y el destino te va
a ir llevando, las posibilidades son infinitas. Lo importante es poder estar abiertos a la inclusión
", concluye.

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario