miércoles 27 de enero de 2021
PERSONAJES | 11-01-2021 00:17

Emma Corrin: de vendedora de lencería a ser Lady Di

La actriz británica de 25 años tenía mucho estudio de arte dramático, pero mínima experiencia, hasta que llegó el casting de su vida y lo ganó: ser la querida Diana en la exitosa serie The Crown, de Netflix. Para pagarse sus estudios vendía ropa interior, entre otros trabajos.

Dentro de la exitosa serie de Netflix The Crown, la actriz que se pone en la piel de quien fuera la esposa del príncipe Carlos es Emma Corrin de 25 años. Apenas apareció en pantalla durante este 2020, con una notable caracterización y lookeada como Diana, no fueron pocos los que vieron un parecido físico sorprendente.

Con el correr de los episodios, también se supo de su calidad como actriz y se ganó la simpatía de los televidentes, no solo por propio mérito, sino por encarnar a una de las mujeres predilectas de casi todo el mundo. Lo que se dice, un antes y un después en la carrera de Emma. Cuando se postuló para este papel llevaba apenas un año de recibida de la Universidad. Recién está dando sus primeros pasos.

Emma Corrin: de vendedora de lencería a ser Lady Di
Emma con un vestido fucsia de mangas abullonadas.

El padre de la serie, Peter Morgan, dijo que no fue complejo quedarse con Emma para uno de los papeles más trascendentes de esta nueva temporada. “Además de tener la misma inocencia y la belleza de Diana cuando era joven, también tiene la capacidad para retratar a una mujer extraordinaria que pasó de ser una adolescente anónima para convertirse en la mujer más icónica de su generación”.

Emma nació el 13 de diciembre de 1995 en Royal Tunbridge Well, ciudad ubicada a uno 30 kilómetros de Londres, Inglaterra. Su padre es un empresario inglés y su madre una fonoaudióloga que nació en Sudáfrica, pero que desde muy chica se crió en el Reino Unido.

Según contó, su interés por la actuación y la danza –otra de sus pasiones- nació en la edad escolar. Fue a una escuela católica, a un internado solo para mujeres donde enseñaban esas disciplinas. Cuando terminó el colegio se tomó un año sabático, y luego se fue a Londres y se anotó en la Academia de Música y Arte Dramático en un curso de Shakespeare.

Emma Corrin: de vendedora de lencería a ser Lady Di
Emma Corrin en una escena de The Crown convertida en Lady Di, junto al actor Josh O'Connor, quien es el príncipe Carlos en la serie. Al lado, los personajes reales.​

Más tarde fue profesora voluntaria en una escuela de Knysna, en Sudáfrica, y a la par estudio Drama en la Universidad de Bristol, para luego meterse de lleno en la carrera. Dejó los estudios cuando entendió que era hora de experiencia y no de más teoría.

Desde que terminó el colegio, pasó por varios trabajos. Durante el verano de 2018 vendió ropa interior, pero dejó cuando la llamaron para ser parte de tan solo un capítulo en Grantchester. Luego apareció en cuatro capítulos en Pennyworth, hasta que le llegó la gran oportunidad: The Crown.

Para quedarse con el papel tuvo que competir con actrices de renombre. También le pesaba no saber cómo iba a caer su interpretación en el Reino Unido, donde Diana dejó un gran legado de amor.

Todo el mundo me decía que ahora iba a ser famosa, que la vida iba a cambiar para mí. Eso me aterró, pero al mismo tiempo supe que era una oportunidad de crecer. He estado enganchada a la serie y unirme a esta increíble y talentosa familia es fantástico. Diana fue un ícono y su efecto en el mundo sigue siendo profundo e inspirador. Poder meterme en su piel es la oportunidad más excepcional y me esforzaré para hacerle justicia”, decía al comienzo de las grabaciones. Y lo hizo.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en