martes 4 de agosto de 2020
PERSONAJES | 29-07-2020 18:00

Fede Bal: "Curarme fue una bendición"

Tras confirmar que venció al cáncer de intestino con el tratamiento sin necesidad de operarse, Fede Bal recuerda cómo recibió la noticia. La emoción de su madre, Carmen Barbieri y su amor por Aldrey, su novia.

La semana pasada fue conmocionante para Fede Bal de 30 años, quien aún no sale de ese estado de emoción en que quedó cuando le dijeron que estaba curado. Que había vencido el cáncer de intestino que le habían detectado en marzo de este año y que no necesitaba operarse.

Él mismo contó la buena noticia en sus redes, como hizo cuando se esteró de su enfermedad, y hoy, aún emocionado, asegura: 

“Es una bendición. La verdad que son momentos de mucha emoción. No hay mucho más que decir que la publicación que hice en las redes. Cuidemos la salud que es lo más importante que tenemos. Todavía estoy en shock, es como todo muy nuevo. Estoy casi igual que cuando me dijeron que tenía cáncer. Es como que todavía no puedo diferenciar por qué hay gente que lucha tanto con esta enfermedad de mierda”.

Cuando los médicos le dieron la noticia, Fede fue a la casa de su mamá, Carmen Barbieri de 65 años y le dio la gran noticia. Fue la primera persona en enterarse. “Ellos sufren más que uno, no quisiera estar en su lugar porque la vi rota”, dijo el actor y productor que también en sus redes se ocupó de agradecer a todos sus médicos. Y por supuesto, una mención especial es para su novia, Sofía Aldrey, porque lo acompañó desde el primer momento.

También agradeció a sus amigos, y a todas las personas que le escribían deseándole lo mejor. "Hay mucha gente con ganas de verme bien. El amor te salva de esta mierda y de esta puta enfermedad. Tener a una persona como Sofía es lo mejor que te da la vida. Sofía es un ángel. Me emociona hablar de ella porque es esa gente que te
hace ver las cosas desde otro punto de vista. Me dijo ‘flaco, tenés que hacerte un estudio’. Sobre todo, con lo que tuvo mi viejo y mi abuelo que los dos tuvieron cáncer en el intestino"
, sigue Fede, quien el año pasado perdió a su padre, Santiago Bal.

"Hay que cuidarse, cuídense, yo nunca bajé los brazos, y reconozco que, como muchos jóvenes, yo también creía que me las sabía todas, pero a veces, la vida te agarra y te da un cachetazo, y todo te viene de golpe", insiste Fede.

El preciado 30 por ciento

"Cuando me enteré fue así: el doctor me llamó y me dijo ‘llegaron los resultados y tenés cáncer’. Me reí porque de golpe sentí que empezó una película, me vi desde afuera, como si me metiera con mi tabla al mar a surfear. Sentí que las prioridades de golpe se rompían, que la vida iba a tener un golpe grande en mí. Mi médico, con la crudeza que muchas veces tienen, me dijo ‘esto es como si agarraras la ruta 2 para Mar del Plata con un buen auto.

Tu cuerpo en este momento es el auto, no te puedo asegurar que vas a llegar a la playa sin chocar, pero puedo darte muchas chances de que vas a estar bien'. Y también me dijo que el 30 % de la gente que hace su tratamiento se cura y no hace falta operar. O sea, tres de cada diez personas se curan. Y por suerte, porque antes no existía este tratamiento”.

El mensaje que Fede posteó fue: “¡Hola! Quería contarles con mucha emoción las buenas nuevas. Mis últimos estudios muestran que ya no está el tumor que tenía en el intestino. Quiere decir que el tratamiento funcionó, y que soy parte de ese preciado 30 % de probabilidades de curarme sin operarme. Resumiendo: ME CURÉ”, contaba Fede, quien, además, mientras realizaba el tratamiento, debutó como conductor de radio en FM Late 93.1.

 

 

 

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario