martes 4 de agosto de 2020
PERSONAJES | 07-07-2020 16:24

Descubrí todos los secretos del casamiento de Joaquín Sabina

El cantautor español, de 71 años, dio el sí a su pareja desde hace más de dos décadas, la fotógrafa peruana Jimena Coronado, de 50 años.

Joaquín Sabina y Jimena Coronado se casaron en su ley. Sin aviso, sin protocolo y convocando solo a los íntimos. El lunes 29 de junio, el cantautor español de 71 años y su pareja desde hace 20 años, la fotógrafa de 51 años, contrajeron matrimonio en un registro civil de Madrid, en donde los unió el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, amigo del intérprete.

"Estoy feliz por Jimena y por los amigos que nos han acompañado", declaró el cantante al diario El País durante el almuerzo para 30 personas que siguió al enlace civil. En la sala del juzgado, en cambio, eran solo sus dos hijas, Carmela y Rocío, que actuaron de testigos, y Joan Manuel Serrat (76) y su esposa Candela, que fueron los "padrinos".

"Cuando Jimena cumplió 50 años y tras 20 juntos le dije que teníamos que casarnos. Quería que ella tuviera los papeles en este país y todo el reconocimiento. Así que cuando esta horrible pandemia nos lo ha permitido nos hemos casado", agregó Joaquín.

El músico siempre habla con devoción de su compañera de vida. Pero fiel a su personalidad, bromeó cuando le preguntaron si esta boda significaba que ya había sentado la cabeza. "No te creas", respondió entre risas. 

Sabina llegó a la ceremonia con barbijo, traje azul, camiseta negra, zapatillas, un sombrero de paja y unas flores en la solapa. Jimena, también con barbijo, usó pantalones a juego con el traje de Sabina y una blusa clara, y llevaba un discreto ramo de flores.

El pedido de mano oficial fue en la fiesta del 50 cumpleaños de Jimena, cuando Sabina se arrodilló ante ella y frente a todos los invitados le entregó un anillo y entonó un poema para ella.

La pareja se conoció en 1994 en una suite del hotel Sheraton de Lima, donde ella acudió como fotógrafa del diario local El Comercio para realizarle un reportaje. Tras las fotografías, esa noche quedaron en un bar de Lima, la ciudad natal de Coronado, que es hija del expresidente del Banco Central de la Reserva peruana: Pedro Coronado Labó.

Los dos tenían pareja, pero cuando esas relaciones terminaron, años después, volvieron a encontrarse y no se separaron más.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario