lunes 28 de septiembre de 2020
PERSONAJES | 02-09-2020 10:51

Lindsay Wagner, "La mujer biónica": con 44 años más y la misma belleza

Dos años duró la serie que le cambió la vida en 1976. Hoy tiene 71 años y, lejos de los superpoderes de su personaje, se dedica a la escritura y la autoayuda. La perlita: Su noche con Germán Kraus.

Corrían los años 70 y, primero, llegaba El hombre nuclear, la serie protagonizada por Lee Majors. Luego, a modo de lo que hoy llamamos spin off, llegó ella, también con forma de serie: La mujer biónica. Y enamoró al mundo, haciendo que hasta las niñas quisieran copiarla y fueran detrás de la muñequita con su nombre que no tardó en inundar el mercado, como sucedió con Mujer Maravilla y otras heroínas.

Y, tal como pasó con muchas, tras semejante éxito, nada de lo que vino después fue igual, ni por lejos... Lindsay Wagner, la mujer biónica, cuyo nombre de ficción era Jaimie Sommers, hoy tiene 71 años, bajo perfil y otro camino profesional.

La mujer nacida en Los Ángeles que ganó un Emmy a la mejor actriz dramática sigue bella, incluso podríamos apostar que con el mismo talle de ropa, y activa, pero de otra forma. Lejos de sus superpoderes de ficción (sus partes biónicas eran las piernas, un brazo y el oído), cuando la serie terminó (58 episodios desde 1976 a 1978) su fama declinó.

Continuó trabajando en la industria de Hollywood, pero con proyectos de menor peso. Aún no había cumplido los 27
cuando fue elegida para el papel más importante de su vida. Modelo, cantante, docente y escritora, en 1997 sacó un libro sobre las bondades de la acupresión, una técnica que, según ella, sirve para tener “la piel tersa”.

Más tarde se animó a dos libros de cocina vegana. Enamoradiza, como ella misma se definió, se casó y se divorció cuatro veces. Sus matrimonios fueron con Allan Rider (1971-1973); con Michael Brandon (1976-1979); con Henry Kingi (1981-1984, con quien tuvo dos hijos), y con Lawrence Mortorff (1990-1993).

Ah, y allá lejos y hace tiempo, tuvo un encuentro amoroso -un touch and go- ¡con el actor argentino Germán Kraus! Cómo él contó tiempo atrás, se conocieron en el Festival de San Sebastián. "Era el estreno de Juan Moreira y todos estábamos en un cuarto porque no había lugar en el hotel. Le decíamos ‘el aguantadero Moreira'.

Fuimos con Pepe Parada al estreno de una película con Peter Fonda y Lindsay, y luego a una fiesta. Yo estaba en un costado, y ella se acercó y me preguntó si tenía algo en las piernas, porque no bailaba. Le hice sacar los zapatos porque era muy alta. Llovía, fuimos a bailar, después a caminar por la playa, ella de largo, yo de smoking,
muy cinematográfico.  Volvimos al hotel. Al otro día me vino a buscar para desayunar, yo fui a buscar algo al aguantadero que estaba vacío y ahí fue...”
, detalló Kraus.

Con un padrastro que ejercía violencia de género sobre su madre (lo confesó en el 2019, en una conferencia) hoy es común verla en seminarios de autoayuda para “calmar la mente y abrir el corazón”.

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en