miércoles 27 de enero de 2021
PERSONAJES | 23-11-2020 08:18

Maxi Ghione: "Esta operación será un éxito y cambiará mi vida"

A los 47 años, separado y con un hijo de 14, el actor se hará una cirugía que le permitirá volver a oír. Desde los 7 tiene una enfermedad congénita que lo obliga a usar audífonos. Cambio de look y mucha emoción.

"El 24/11 a las 8 a.m, me operan en la clínica Finochietto uno de mis oídos, y como va a ser un éxito y recuperaré un 40% de audición, queda el pasado en la parte más preciada de este aprendizaje que me regaló la vida. A mis 47 años, podré escuchar por primera vez los latidos del corazón de mi hijo. Es mucha la emoción y quería compartirla con la mayoría de ustedes, que siempre están ahí, diciéndome cosas lindas y acompañando.

Si esto es un éxito, en 6 meses me operan el otro oído. Y si el destino decide que vamos por más, en un año podré dejar mis audifonos en el cajón más relicario de mis cajones, y tendré que aprender cosas viejas de nuevo. Muero por volver a escuchar el silencio que no escucho desde que era pibe".

Con este mensaje en sus redes, el actor Maxi Ghione anunció la operación que le cambiará la vida ya que podrá volver a oír como no lo hace desde niño. Adelantándose a la nueva etapa, se rapó: “Vida nueva, pelo nuevo” escribió.

Cuando se refiere a su hijo, habla de Juan, "que ya tiene 14 años, mide 1,70 y tiene la misma voz que yo", dice Maxi, separado de la madre de su hijo y expareja de la actriz colombiana Ana María Orozco (Yo soy Betty, la fea).

Maxi Ghione:

Maxi fue diagnosticado a los 7 años con “otoesclerosis acúfena” una enfermedad que hace que sienta permanentemente un zumbido y que genera la paulatina pérdida de audición. Alguna vez recordó en una charla sobre hipoacusia que cuando era chico lo mandaron de la escuela a la psicopedagoga: “Decían que era disperso. No era disperso: era sordo”.

También contó cómo se sintió la primera vez que usó audífonos: “Fue como ir solo a un estreno. Era el cambio de mi vida y fui solo, por propia decisión. Me paré y me mareé. Cuando salí me detuve porque escuchaba mis pasos, antes solo escuchaba los bocinazos cuando tenía al otro auto al lado; ahora, cuando están a una cuadra. Los parámetros me cambiaron y tuve que aprender a actuar de nuevo, aprender a sentir de nuevo”.

"Esta enfermedad es como la esclerosis múltiple pero va matando a los huesitos del oído. En mi caso es solo el estribo. El acúfeno es un zumbido, que en mi caso es muy parecido al que hacían las heladeras viejas cuando se encendían.

La otoesclerosis no te hace sordo, te da ese zumbido tan fuerte que apaga el sonido; mi tímpano anda perfectamente bien. Es congénita, genética y hereditaria; 9 de cada 10 pacientes son mujeres. Sabemos que mis hermanas portan la enfermedad, al igual que mi hijo, aunque no necesariamente puede despertarse. Esto puede ocurrir cuando te desarrollás o durante un embarazo”, comentó en la misma charla.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en