martes 24 de noviembre de 2020
PERSONAJES | 30-10-2020 09:15

Patricia Sosa: “Mediavilla es mío, señoras, solo mío"

La cantante se lució en el reality de cocina, pero reconoce que “el pescado que hice estaba desastroso”.

Patricia Sosa de 64 años se fue silbando bajito de, Masterchef Celebrity el reality éxito de Telefe que hace un rating insólito para los tiempos que corren, con 17 o 18 puntos y tocando picos ¡de 20!. Pero la cantante jura que no está triste ni mucho menos. “Yo me divertí muchísimo”, asegura, ya fuera del programa pero no del canal...

Fue una gran experiencia, lo pasé muy bien. Tengo una personalidad donde estas competencias tan vertiginosas hacen que me divierta y que, de los nervios, me ponga a reír. Y la verdad, ese pescado de mi última participación era un espanto. Me merecía quedar afuera...”, dice divertida.

Sin embargo, reconoce que el vértigo era demasiado. “Digamos que el programa quebró mi maravillosa calma, realmente hubo un momento en que pensé que no podía seguir el tren de tanta adrenalina”, dice, casi aliviada. Es más, ¡se fue cantando!.

La cantante tiene contrato firmado con la productora, pero ya avisó que en cuanto quede liberada, es muy probable que se aparezca por los estudios del Cantando 2020 porque tiene que cuidar la cancha. Allí está su marido, el productor musical Oscar Mediavilla de 65 años, el único hombre del jurado y quien se ha convertido en algo así como el sex symbol...

Patricia Sosa: “Mediavilla es mío, señoras, solo mío
Oscar Mediavilla el único hombre del jurado del Cantando 2020

“Piensan que embromo cuando lo digo, pero es verdad. No me gusta que le tiren tanto los perros a Oscar, así que me voy a dar una vuelta en cuanto pueda”, dice Patricia, quien durante estos meses “competía” con su amor, uno en cada canal y ambos en diferentes tipos de “reality”, aunque sabemos que el Cantando no lo es tanto...

Contratos:

Con respecto a Masterchef, este domingo 1 de noviembre conoceremos al cuarto eliminado, aunque ya hay dos más grabados. La aparición de Dolli Irigoyen en reemplazo del jurado Germán Martitegui -con coronavirus- será la semana próxima y su intervención en la eliminación en la que deberá elegir entre un hombre y una mujer se verá el domingo 8 de noviembre.

Los concursantes tienen contrato firmado hasta el 18 de diciembre, pero salvo quienes salieron primeros, cobrarán solo el tiempo que hayan estado activos en pantalla. Todos firman confidencialidad, y esa es una de las razones por las cuales les pagan el mes entero, unos $300.000, a los que se van antes. Y a los que duran les hacen un cachet global por mes.

Volviendo a Patricia y sus celos por Mediavilla, aclara. “¿Cómo no me va a molestar que se tiren lances? Yo lo amo. Oscar es mi amor. Además, ustedes vieron cómo se puso... Divino. Lo veo salir siempre tan arregladito... Por eso quiero estar ahí, cuidando la cancha. Es mío, señoras...”, dice sobre el hombre que la enamoró y sobre un amor que venció al mismísimo divorcio.

Patricia Sosa tenía 16 cuando su amiga Alicia le contó que su primo Oscar, de 17, necesitaba alguien que hiciera coros en su banda de rock. “Me tomé el colectivo 20, fui a Valentín Alsina y lo vi por primera vez. Él tenía novia... Con el tiempo, él se peleó con la chica y me invitó a ir al cine y así empezamos”, contó Sosa. Se casaron, tuvieron una hija, Marta -actriz y cantante- tras muchos años se separaron y volvieron a elegirse.

Patricia Sosa: “Mediavilla es mío, señoras, solo mío

“En junio del 95 nos mudamos a una casa soñada... Pero era una relación de productor a producida. Llevábamos mucho el laburo a casa, discutíamos. Se desgastó la comunicación, el poder hablar, dejamos de escucharnos. Creía que se había terminado el amor, pero no era eso”, contaba Patricia.

Ya divorciados, años después, un día ella lo llamó. “Yo había trabajado mucho mi interior y aprendí a humillar a mi ego. Un día dije ‘está llegando el 2000 y quiero estar con Oscar’. Lo llamé y le dije mis sentimientos siguen donde estuvieron siempre, tenemos tanta historia juntos, tanto camino recorrido’. Él me dijo que en 20 minutos me llamaba. Al rato me llamó y me dijo; ‘contraté un crucero, ¿nos vamos?’. Y nos fuimos”.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario